#Mujeresquebuscan - Myanmar

Hoy comienza una serie de tres textos con base en la historia bíblica de la mujer samaritana. Son testimonios de cristianas de la Iglesia Perseguida que enfrentan situaciones que las llevan a buscar de Dios. Y el Señor no solo las recibe con amor, sino que también les concede una dignidad con la cual no osarían soñar

| 13/01/2015 - 00:00


05-01-15.jpg

Hacía sol. Él paró junto al pozo mientras sus amigos fueron a comprar comida. Entonces, la mujer apareció, trayendo un jarrón vacío. Se quedó incómoda con la presencia del hombre allí, justo en la hora de buscar agua. Ella iba justamente en ese horario para evitar contacto con otras personas. Sabía que hablaban mal de ella a sus espaldas. Sabía que decían cosas horribles sobre ella. Y sabía que todo aquello era verdad (texto basado en Juan 4).

También hacía sol en Myanmar. Después de la ceremonia de graduación de los alumnos de Teología, colaboradores de Open Doors usaron algunas sillas para formar un pequeño círculo. En trajes menos festivos que los de sus maridos, y cargando hijos en lugar de diplomas, algunas cristianas tímidamente tomaron sus asientos y relataron la vida de quinen ocupa la posición menos deseable en la familia y en la iglesia: la mujer.

Estas hermanas son de la etnia chin, la única de Myanmar que se autodenomina cristiana. Evangelizados hace siglos por misioneros occidentales, 90% de los chins se dicen ser cristianos, pero la mayoría de ellos lo es apenas de una forma nominal. La influencia de la tradición y la falta de conocimiento bíblico han hecho que los principios del evangelio se pierdan a lo largo de los años, colocando en primer lugar la cultura de la región.

Según esta mujer, que es inferior al hombre. La educación de las niñas termina donde comienzan las necesidades de la familia. En lugar de ir a la escuela, ellas son enviadas para el trabajo en el campo y, aun cuando son muy jóvenes, son dadas para matrimonios hindús – una opción lucrativa para la familia empobrecida.

Esta posición de inferioridad, que contradice las enseñanzas bíblicas, es aceptada por las mujeres. Sin derechos, tanto en la comunidad como en casa y la iglesia, ellas son consideradas indignas hasta de compartir el evangelio con la familia.

Thiri* es la esposa del pastor con la cual conversamos. Ella busca ayudar en casa mientras que su marido ministra para la comunidad. Thiri vive en casa de los suegros – la tradición chin dice que la responsabilidad de cuidar de los padres pertenece al hijo mayor, y este es, el caso de su marido –, pero ni todos los miembros de la familia son cristianos como Thiri. ""Uno de mis cuñados está en el ejército, el otro, desapareció. Espero que nuestra familia puede servir al Señor junta, para apoyar al ministerio de mi marido. Pero, algunas veces, me siento corta, pues no tengo instrucción para testificar de Jesús para ellos. En la familia, cuando los hombres están presentes, las palabras de una mujer no son aceptadas.""

¿Quién es Dios?

Casi todo lo que Thiri y otras hermanas chin saben de Dios y su propósito para la vida de ellas les fue enseñado por otra persona, pues ella no son capaces de leer la Biblia por cuenta propia. Así, cuando les preguntaron cuales era sus pedidos de oración, ellas hablaron apenas de los trabajos de sus maridos, ya que apoyarlos es el único ministerio que ellas pueden desempeñar en la iglesia.

Este es el gran peligro que corre el cristiano que no conoce a Dios personalmente. Tal como la mujer samaritana, sobre quien leemos en Juan 4, su visión del Maestro, y de sí misma a los ojos de Dios, está ligada a lo que recibimos de los otros. Apenas conociendo verdaderamente a Dios es que las mujeres como Thiri pueden tener el concepto real sobre sí mismas como imagen y semejanza del Señor. Pero, ¿cómo lo conocerán, si no consiguen leer su Palabra?

Lea la segunda parte de esta serie mañana, y conozca la historia de Fazeela*, una cristiana de Pakistán

*El nombre y la foto fueron alterados por motivos de seguridad.

?


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo.

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2022 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA