Visión y Misión

Nuestra visión es un mundo en el que todos experimentemos el amor de Jesús y que cada cristiano perseguido sea recordado y apoyado por otros cristianos. Para eso nos proponemos acercar la Iglesia Libre a los hermanos que viven bajo restricción y persecución por causa de su fe, dedicándose al servicio de los cristianos perseguidos.

Nuestro objetivo es que la comunidad cristiana en Chile sea permeada por las necesidades, motivaciones, visión y valores de la Iglesia Perseguida, de modo que la Iglesia aquí sea impactada y bendecida por la oportunidad de servir a los que sufren. Cuando los cristianos perseguidos son fortalecidos, ellos pueden beneficiar y alcanzar a otros a su alrededor.

Nuestra misión es fortalecer y preparar al Cuerpo de Cristo que enfrenta o vive bajo restricción y persecución por causa de su fe en Cristo Jesús, y animar a la Iglesia chilena a perseverar en la fe, por medio de su dedicación al servicio de la Iglesia Perseguida.

Puertas Abiertas actúa en los países más opresivos del mundo, fortaleciendo a los cristianos para que permanezcan firmes delante de la persecución y capacitándolos para que sean la luz de Cristo en esos lugares oscuros.

Uno de los mayores desafíos para los cristianos que enfrentan la tiranía y la opresión es el aislamiento de la Palabra de Dios y del Cuerpo de Cristo. Donde otras organizaciones cristianas no pueden entrar o donde son forzadas a huir por causa del gobierno o culturas opresoras, es posible encontrar a Puertas Abiertas. El testimonio de la Iglesia Perseguida tiene el poder único de alcanzar vidas y comunidades que, de otra manera, jamás estarían abiertas al evangelio.

Puertas Abiertas lucha por concientizar a la Iglesia acerca de la realidad de la persecución, movilizando a los cristianos a orar, apoyar y actuar a favor de sus hermanos en la fe, aproximando así la Iglesia Libre a La Iglesia Perseguida. Esta movilización genera edificación mutua.