Loading...
Loading...

La Iglesia en Chile está siendo perseguida

En los últimos años, iglesias han sido quemadas y congregaciones amenazadas

 

En la región de Araucanía, al sur de la capital Santiago, en Chile, 27 iglesias fueron quemadas en los últimos años. Los ataques fueron realizados por el grupo radical indígena Weichan Auka Mapu. El grupo supuestamente defiende los derechos de los mapuches, una tribu ancestral que vivía en el país antes de la colonización española. Pero hoy los mapuches están formados por el 87% de cristianos, entre católicos y protestantes.

Veinte iglesias (12 católicas y 8 protestantes) fueron quemadas entre el 2015 y el 2016 y otras siete en el 2017. Muchas de ellas servían también como escuelas y refugios para personas desamparadas o desplazadas de sus comunidades. Con frecuencia, los beneficiados en la mayoría de los casos, eran los propios mapuches. Juan Mella, presidente del consejo de pastores de la región y pastor de una iglesia quemada en julio, recuerda claramente el momento en que su iglesia de madera fue reducida a cenizas. Ella había sido construida hace 15 años con dinero levantado por los propios fieles.

El caso que se hizo más notorio, cuando hombres enmascarados invadieron el culto de domingo de una iglesia y la incendiaron. Cuatro hombres fueron detenidos y están siendo investigados por tener una posible conexión con el Weichan Auca Mapu, que exige la liberación de prisioneros mapuches y reivindicó la autoría de los ataques. Este es el primer caso que podría terminar en prisión para los agresores. Ellos dejaron un mensaje escrito en la iglesia: ""El cristianismo, cómplice de la represión del pueblo mapuche"".

En septiembre, otras cuatro iglesias fueron quemadas y otras congregaciones, amenazadas. Esto llevó a la policía a colocar guardias en las dos iglesias de la región. Luis Torres, el abogado de acusación de los cuatro detenidos, dice: ""Además de los ataques, hay los folletos que dejan con sus exigencias y justificaciones del comportamiento"". Debido a la presión de la abogada de defensa, Pamela Nahuelcheo, el gobierno decidió en octubre que los hombres serían acusados ??sólo por incendio y no por terrorismo. Desde entonces ha habido dos audiencias.

El consejo de pastores de Araucanía publicó una nota, diciendo: ""Es responsabilidad del Estado garantizar que eventos como éstos no ocurran nuevamente, asegurando que la justicia sea hecha a los responsables, así como protegiendo a las víctimas y garantizando que la iglesia sea reconstruida"". Ora por los cristianos en Chile que tuvieron sus iglesias destruidas. Clama por sabiduría para los pastores, líderes cristianos y abogados y para que la justicia de Dios se manifieste.