Loading...
Loading...
República Tunesina

República Tunesina

  • Capital: Túnez
  • Región: Norte de África
  • Líder: Mohamed Béji Caïd Essebsi
  • Gobierno: República parlamentaria
  • Religión: Islamismo
  • Idioma: Árabe (oficial) e francês
  • Puntuación: 62
  • Fuente de Persecución: Opresión Islámica

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MIL

Túnez es uno de los países más avanzados de la mayoría del Norte de África, en términos de desarrollo socioeconómico, libertad civil y gobierno democrático. Es un ejemplo potencial para otros países árabes debido a su transición pacífica y consenso democrático. Sin embargo, la inestabilidad regional, el aumento del extremismo islámico, así como la alta tasa de desempleo y las dificultades en la implementación de reformas económicas necesarias para lograr un crecimiento económico, demuestran que la democracia tunesina aún es debil. A menos que Túnez logre consolidar su economía, enfrentar amenazas de los insurgentes islámicos y revitalizar la economia, los cristianos en el país enfrentarán una situación muy difícil y leve aumento de persecución.

Notas sobre la situación actual
• El sistema jurídico del gobierno no es lo suficientemente fuerte para proteger la libertad de los cristianos.
• El surgimiento del extremismo islámico en la región es una amenaza para los cristianos.
• Ciudadanos tunesinos forman uno de los mayores contingentes de combatientes islámicos radicales en Siria y muchos están regresando a Túnez. Eso junto al conflicto y colapso del Estado en Libia, conlleva a serios desafios de seguridad en Túnez.

Túnez fue una província del Império Otomano antes de ser un protectorado frances en 1883.  Logró su independencia de Francia en 1956. Luego de dominar el escenario político en Túnez de 1956 a 1987, el presidente Bourguiba fue expulsado del poder debido a una serie de crisis económicas y políticas, así como la preocupación por su salud mental. El presidente Ben Ali gobernó Túnez de 1987 a 2011, cuando fue expulsado por medio de protestas (Primavera Árabe). Un gobierno interino asumió una nueva constitución aprobada el 26 de enero de 2014. Las elecciones presidenciales y parlamentarias se realizaron en diciembre de 2014, marcando el fin del período de transición. A pesar de los desafios económicos, Túnez sigue siendo el único país donde la manifestación de la Primavera Árabe logró el renacimiento de un gobierno más democrático y legítimo en el cual los partidos seculares e islámicos pudieron gobernar en base de consenso y compromisso.

Actual situación política y social
Luego del retiro del presidente Ben Ali en 2011, las elecciones presidenciales y parlamentarias fueron realizadas solo en diciembre de 2014, cuando Beji Caid Essebsi fue declarado vencedor. Mientras algunos advertían que la victoria de Essebis representaría el peligro del retorno al pasado autoritário de Ben Ali, Essebsi se presentó como un gran tecnócrata capaz de traer estabilidad y una necesaria revolución económica.

El partido moderado y secularista de Essebsi, Nidaa Tunis, ganó el mayor número de puestos en el parlamento. Ennadha, partido islámico moderado que ganó las elecciones luego de la revolución de 2011 y que lideró el gobierno de transición por un tiempo, ganó el segundo mayor número de puestos. Desde que el presidente Essebsi llegara al poder, hubo mucho movimento político en Túnez lo que llevó a la formación de una serie de gobiernos de unidad liderados por varios primeros ministros. Los principales desafíos son las actividades de los grupos extremistas islámicos en la región y la crisis económica; especialmente el descenso del turismo, que ha sido uno de los pilares de la economía del país. Actualmente, el primer ministro Youssef Chahed lidera un gobierno de unidad formado por una cualición de partidos seculares, islámicos e izquierdistas.

Según el patrón de la región, Túnez es un país relativamente próspero, siendo el turismo una pieza clave en la economía. Aunque la economía del país haya tenido un desempeño relativamente bueno hasta vísperas de la revolución de la Primavera Árabe en 2011, actualmente existe una alta tasa de desempleo, especialmente entre la generación más joven, aún para aquellos con estudios universitarios. Con el fin de la transición política en Túnez, los futuros gobiernos que asuman el poder enfrentarán la gran tarea de revitalizar la economía y también afrontar las quejas socio-económicas que derrumbaron al ex-dictador Ben Ali.
 

La historia cristiana de Túnez es muy valiosa. Algunos de los primeros padres de la iglesia (por ejemplo, Agostino y Tertuliano) vivieron en ese país, y también fue uno de los lugares donde el controversial donatismo (doctrina cristiana considerada hereje), entró en auge en el siglo 4, nombrando líderes que previamente traicionaron la fe cristiana durante la persecución a los cristianos. Como en otros países del Norte africano, la llegada del islamismo afectó significativamente el desarrollo de la iglesia, pero el cristianismo en Túnez logró sobrevivir hasta el siglo 11, a pesar de la imposición islámica. Fue a partir del siglo 19 cuando logró establecerse nuevamente, pues muchos franceses y otros cristianos expatriados llegaron al país. El testimonio católico romano creció considerablemente y en 1884 fue nombrado un arzobispo de Carthage. Otros grupos cristianos también comenzaron su trabajo: los anglicanos en 1829, la Misión Norte-africana en 1881, Los Adventistas del Séptimo Día en 1905, metodistas en 1908 (de Norteamérica), y en 1911 la Iglesia de Dios Pentecostal (de Cleveland, Tennessee, Estados Unidos).

Actual Red de Iglesias 
Actualmente, existen católicos romanos, protestantes, ortodoxos rusos, reformistas franceses, anglicanos, adventistas del séptimo día, ortodoxos griegos, de acuerdo al Informe Internacional de Libertad Religiosa de 2014. También una pequeña comunidad de ex musulmanes está presente en el país.
 

Un total de 99% de tunesinos se identifican como musulmanes sunitas, en su mayoría de tradición malikí. Aún con su legado francés laicista o del secularismo entre los sectores urbanos y educados, el islám es muy influyente y la constitución lo reconoce como religión oficial. El cristianismo y el judaísmo son las religiones más significativas de una minoría. En Túnez el número de cristianos ex musulmanes está creciendo. Este crecimiento gradual de la iglesia se ha hecho notable desde la década de 1990. La persecución a los cristianos proviene principalmente de los extremistas islámicos.

•    Agradece a Dios porque, a pesar de ser un país totalmente islámico y extremista, los cristianos perseguidos gozan de algunos derechos de libertad. 

•    Pídele al Señor que levante trabajadores para propagar el evangelio en el país, cuna del cristianismo mundial. 

•    Ora por los gobernantes, para que conozcan la justicia y gracia de Dios y puedan reconocer a Jesús como su salvador.