Loading...
Loading...
República de Kenia

República de Kenia

  • Capital: Nairobi
  • Región: África Subsahariana
  • Líder: Uhuru Kenyatta
  • Gobierno: República
  • Religión: Cristianismo Ortodoxo
  • Idioma: Suajili e inglés
  • Puntuación: 62
  • Fuente de Persecución: Opresión Islámica

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MILLONES

Durante muchas décadas, Kenia ha sido vista como un país estable y modelo para la región. Sin embargo, las cosas comenzaron a cambiar a mediados de 2005.  Entre 2007 y 2008, Kenia pasó a ser ejemplo por la gran violencia post-electoral. La situación empeoró por el aumento de la militancia islámica en la región. Esto se agrava por el surgimiento de grupos radicales en el país los cuales servían al grupo extremista islámico Al-Shabaab al reclutar combatientes en Kenia. Además, los ataques violentos de estos grupos contra los cristianos kenianos hicieron de Kenia uno de los paises donde los cristianos enfrentan severa persecución por causa de su fe. Esta situación forzó al gobierno keniano a enviar tropas a Somalia para combatir a Al-Shabaab. De igual forma eso no impidió que el grupo extremista continuara atacando a los cristianos. Por ejemplo, en abril de 2015, 147 estudiantes cristianos murieron en la Universidad Garissa. El ambiente político en general también es inestable. Mientras tanto, es justo decir que la situación en Kenia es preocupante para los cristianos, especialmente en las regiones costeras y al noreste del país.


Notas sobre la situación actual

En los últimos años, los cristianos perseguidos en Kenia enfrentaron mucha presión y ataques de grupos islámicos. Muchos murieron a causa de su fe. En resumen, los cristianos en el país enfrentan los siguientes desafios: 

• Ataques violentos por parte del grupo Al-Shabaab y sus simpatizantes;
• Discriminación en áreas de mayoría musulmana, o sea, en las escuelas, trabajo y en la división de recursos comunitarios;
• Necesitan personal de seguridad en las iglesias, aún en Nairobi, la capital.
 

Desde su fundación en 1964, la política tribal continúa siendo la tendencia dominante del país. Sin embargo, algunos factores ayudaron a disminuír la tensión consecuente de la política tribal: la nueva constitución de 2010, las elecciones pacíficas de marzo de 2013, cuando Uhuru Kenyatta (hijo del primer presidente de Kenia) ganó votos para el puesto presidencial y le otorgaron poder para el sistema de condados. El panorama de fuertes desafios socioeconómicos, la invasión creciente de radicales de Al-Shabaab y la inestabilidad general en Somalia, genera gran preocupación por la seguridad, particularmente debido a los ataques de 2013 – 2015 en Nairobi y al noreste del país, especialmente el ataque en la Universidad Garissa. Se espera que el movimento civil y la corrupción, el sentimento antigobierno crezcan de manera significativa, una vez que la corrupción permanezca y se haga altamente visible. Con este contexto, la devolución del poder a los condados podría ser un paso positivo que traería igualdad de desarrollo y estabilidad política en la región, considerando las tensiones étnicas históricas del país.

Actual situación política y social 
Actualmente, Kenia no se considera como verdadero demócrata electoral y ha visto el declinio negativo de la libertad política y civil, el cual fue acompañado de tensiones étnicas y religiosas e incidentes de violencia en todo el país luego de las elecciones de 2007-2008 y antes de las elecciones realizadas en 2013. En términos de democracia, Kenia está clasificado como "Régimen Híbrido", mostrándose más democrático que el régimen autoritario, pero no tan democrático como “democracias imperfectas”. Parece que las elecciones generalmente no son gratis o justas debido a la corrupción, compra de votos y falta de capacidad institucional. El estado de derecho y la sociedad civil son débiles y lo judicial no es independiente. Mientras tanto, se cree que, a pesar de esas debilidades, el país avanza luego del referendo constitucional de 2010.


Al respecto de la constitución, fueron modificadas varias disposiciones para garantizar la libertad civil. Por ejemplo, la libertad de expresión y de prensa fueron fortalecidas. El ambiente de prensa en Kenia continúa siendo uno de los más activos de toda África y muchos medios de comunicación privados son conocidos por criticar al gobierno y sus funcionários. Además, la independencia del poder judicial, anteriormente subordinada al poder ejecutivo, fue reforzada. Adicionamente, el sistema judicial islámico (Kadhi) es subordinado de los tribunales superiores de Kenia y está reservado para aquellos que profesan la religión musulmana y que voluntariamente se somenten a la jurisdicción de los tribunales. Los tribunales Kadhi juzgan solo casos relacionados al status personal, matrimonios, divorcio o herencia. Finalmente, la libertad de religión parece ser ampliamente respetada por el gobierno, aunque algunos grupos musulmanes se quejen de oportunidades de desarrollo desigual y discriminación religiosa. Entretanto, las libertades civiles y el estado de derecho están siendo atacados por varios factores como la corrupción oficial y corporativa profundamente enraizada y una fuerza policial ineficaz. Esto contribuye a que el crimen sea subestimado, y la violencia doméstica, el tráfico y trabajo forzado no sean investigados. Incluso, permite que terroristas transporten armas y municiones dentro y fuera del país sin ser detectados. 


En Kenia la economía es la mayor y más diversificada de África Oriental y sirve como centro de transporte y financista regional. Pero también, el país es uno de los más pobres del mundo y está considerado como de "bajo desarrollo", de acuerdo al índice de desarrollo humano de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El crecimiento económico, dificultado por décadas de mala gestión y por corrupción del gobierno, tuvo mejora antes de la inestabilidad post-electoral de 2007. Entonces la economía se vió duramente afectada por la recesión económica global y la sequía del 2011/2012 al Este africano. De acuerdo con la Perspectiva Económica de África, la economía de Kenia creció 6% en 2016 y se espera um 6,1% en 2017, mientras se prevee 6,5% para 2018.

Casi el 80% del trabajo es informal. La agricultura equivale aproximadamente un 25% del Produto Interno Bruto (PIB) y abarca a la mayoría de la población, siendo el té y el café las principales exportaciones del país. Los servicios representan cerca de 60% del PIB y el turismo es uno de los principales contribuyentes para la economia.


A pesar del aumento de los inversores extranjeros, el crecimiento económico permanece inadecuado para enfrentar de forma significativa la pobreza endémica de la nación y el alto nivel de desempleo. Además, los altos niveles de corrupción, aliados a (y fruto de) una infraestructura inadecuada, son los principales impedimentos para la creación de empleos y la erradicación de la pobreza. Debido a la creciente población juvenil, el urbanismo también aumentará la presión para que atiendan las necesidades de los que están en barrios precários de la ciudad. Las condiciones de sequía y el desarrollo de los recursos petrolíferos también tienen impacto em las tensiones entre la población rural, la economía de la nación y el ambiente político.
 

El cristianismo en la región de la actual Kenia se introdujo en el siglo 16 por los portugueses. Ellos fueron expulsados de la región costera del país en 1698 por las fuerzas de Omán. Como resultado, el cristianismo no se pudo estabelecer en Kenia sino hasta 1844, cuando la Sociedad Misionera de la iglesia Anglicana (CMS) envió a Johann Ludwig Krapf. En 1862, metodistas británicos llegaron a Mombasa. Los “Padres Blancos”, de la Sociedad de Misioneros de África, vinculados a la Iglesia Católica Romana llegaron a Kenia em 1889. En 1910, el pentecostalismo llegó por representantes de las Asambleas Pentecostales de Canadá. El Ejército de Salvación comenzó a trabajar en Kenia en 1921.


Luego de la llegada del cristianismo desde el exterior, seguidamente se establecieron iglesias indígenas en el país. La Misión Momiya Luo fue establecida por antiguos anglicanos en 1914. La Iglesia Africana del Espíritu Santo fue fundada en 1927. La fundación de la Iglesia de Profetas también fue creada em 1927, la Iglesia Nacional Independiente de África en 1929 y la Iglesia de Evangelismo Bíblico en 1936.

Actual Red de iglesias 
Existen muchas iglesias y grupos cristianos em Kenia. De acuerdo al “World Christian Database” (WCD), algunas de las mayores denominaciones son la Iglesia Católica Romana, la Iglesia Anglicana, la Iglesia Africana del Interior, la Iglesia Presbiteriana de África Oriental, la Convención Bautista de Kenia, las Asambleas de Dios y los Adventistas del Séptimo Día.
 

Kenia es un país de mayoría cristiana, cerca del 80% de los kenianos. La población musulmana es cerca de un 10% y otros grupos que representan menos del 2% de la población incluyen hinduistas, sikhs y bahai. Gran parte del resto 4-5% de la población adhiere varias creencias religiosas tradicionales. De acuerdo al Departamento de Estado de los Estados Unidos: "Los protestantes representan un 47%, los católicos romanos 23% y otras denominaciones cristianas un 12%".

En áreas predominantemente musulmanas a lo largo de la costa, un nuevo movimento político, el Consejo Republicano de Mombasa (MRC) creó un ambiente tóxico. Este movimiento provee una voz para quejas de larga data en relación a la marginalización de la región y la falta de inversión estatal. El objetivo del grupo parece ser principalmente político y separatista, de acuerdo a fuentes gubernamentales. Además, sus miembros parecen mantener un compromiso público con la no-violencia, pero ya fueron relacionados a grupos radicales e islámicos radicales de la región costera. En 2013, fueron culpados de varios ataques violentos, pero no está claro si ellos estuvieron realmente involucrados. Además, el sentimento antigobierno entre los jóvenes musulmanes de la región ha ido aumentando. Como resultado, la economía de Mombasa fue afectada con fuerza, turistas extranjeros evitaron la ciudad por ser considerada insegura. Posiblemente afiliado al MRC, también se encuentra el más peligroso Centro de Jóvenes Musulmanes (MYC), conocido como Al-Hijra, que tiene vínculo definitivo con Al-Qaeda y Al-Shabaab. Con base en Mombasa y a lo largo de la costa, inicialmente el grupo fue estabelecido en los barrios pobres de Nairobi, en 2008, como una reacción a la marginalización de los jóvenes musulmanes de Kenia.

Lentamente, el grupo se volvió radical a causa de las injusticias y la invasión de Somalia a Kenia; y es considerado el aliado regional más importante de Al-Shabaab. Uno de los principales objetivos del grupo es expandir la guerra de Somalia para Kenia incentivando las acciones violentas en el país. El MYC asumió la responsabilidad de varios ataques, algunos de los cuales fueron realizados en conjunto con Al-Shabaab.
Kenia es un país de mayoría cristiano. Aunque el porcentaje de musulmanes sea bastante pequeño (10-15%), la iglesia en la frontera noreste com Somalia enfrenta severas persecuciones por causa de la fuerte presencia musulmán. Los ataques fronterizos de Al-Shabaab forzaron a muchos cristianos a cerrar sus iglesias y abandonar la región.
 

•    Clama al Señor por los jóvenes musulmanes que cada día están más involucrados a los grupos extremistas islámicos. Pídele a Dios que muestre su amor revelado en Jesucristo.

•    Ora por protección, perseverancia en la fe y consuelo para los cristianos que viven en regiones musulmanas y enfrentan persecución diariamente.

•    Pide por Kenia. Intercede por los gobernantes, por las autoridades y por todos los que son de influencia de manera positiva en el futuro del país. Que ellos puedan recibir sabiduría y dirección de Dios.