Loading...
Loading...
Baréin

Baréin

  • Capital: Manama
  • Región: Medio Oriente
  • Líder: Rey Hamad bin Isa Al Khalifha
  • Gobierno: Monarquía constitucional
  • Religión: Islamismo
  • Idioma: Árabe
  • Puntuación: 57
  • Fuente de Persecución: Opresión Islámica

POBLACIÓN
MILLÓN

CRISTIANOS
MIL

Baréin es muy propenso a cambios en la política regional, tanto Irán como Arabia Saudita quieren influir en la política del país. Por ahora, la familia real del grupo minoritario sunita parece haber consolidado su poder con la ayuda de Arabia Saudita. Por otro lado, el impacto del wahhabismo (un movimiento del islamismo sunita, generalmente descrito como ortodoxo, ultraconservador, extremista, austero, fundamentalista y puritano) de Arabia Saudita continuará empujando a la sociedad ya conservadora al extremo. Así, es probable que el islamismo radical (y por tanto la opresión islámica) aumente en el país, lo que significa que la presión sobre los cristianos continuará. 

Todos los grupos religiosos no musulmanes deben inscribirse en el Ministerio de Desarrollo Social.

Notas sobre la situación actual 
Una presión sobre los cristianos de Baréin es muy alta. Ella aumento mucho en el último año debido, principalmente, a la situación de los convertidos del islamismo al cristianismo. La presión aumenta mucho más en el contexto de la vida privada y familiar. Los cristianos expatriados son relativamente libres para reunirse y participar de cultos y celebraciones. Sin embargo, este último año se registraron incidentes violentos. 

Baréin es gobernado por un régimen autoritario, la mayoría de la población musulmana chiita se manifiesto contra el gobierno sunita en 2011, el país se tornó en una escena de competencia en Arabia Saudita, que apoyó al gobierno de Baréin enviando tropas para sofocar las chispas de la revolución provenientes de las revueltas de la mina árabe e Irán, cuya acción se limitó a amenazas.

Además, la influencia de la ideología del Estado islámico (EI) puede verse en el país. Algunos de los sunitas wahhabis apoyados por Arabia Saudita simpatizan con la idea de califato (forma islámica monárquica de gobierno que representa la unidad y liderazgo político del mundo islámico). Esto todavía es alimentado por la fragilidad de la relación entre sunitas y chiitas en el país. Este es un asunto muy delicado para el gobierno, que es en sí una minoría sunita. 

La monarquía en Baréin domina el país de forma muy autoritaria. De acuerdo con el informe de la Freedom House 2017, el país está clasificado como "no libre". Otros grupos de derechos humanos también consideran al país como un lugar hostil para la libertad de prensa, los medios de comunicación y otros derechos humanos fundamentales. El reciente panorama político de Oriente Medio está moldeado principalmente por la primavera árabe que barrió la región empezando en Túnez en diciembre de 2010. Ningún otro estado del Golfo fue tan severamente golpeado por las revueltas árabes como el Baréin.

La población en su mayoría es chiita, cerca del 70%, fue discriminada hace mucho tiempo en el pequeño reino insular, liderado por la familia sunita real basada en un califato. Los chiitas tienen menos acceso a empleos y vivienda, menos derechos políticos y sufren de desigualdad económica y pobreza. Inspirados por la agitación política en Oriente Medio, esas frustraciones sociales crecieron en grandes manifestaciones en febrero de 2011. El gobierno reaccionó a esas manifestaciones de forma sangrienta, matando e hiriendo a muchos. Otros países del Golfo, liderados por Arabia Saudita y todos los que mantienen grandes grupos de chiitas, apoyaron a los gobernantes de Baréin por medio de intervención militar. Más protestas siguieron y continuaron hasta 2013. El gobierno del país admitió el uso de violencia excesiva y prometió investigaciones sobre abusos de prisioneros además de otras reformas y diálogo.

En febrero de 2013, el diálogo nacional entre grupos de gobierno y oposición se reanudó tras un año y medio de impase, sin ningún resultado sustancial. El nombramiento del príncipe heredero políticamente moderado, Salman, como primer ministro en marzo de 2013, es considerado un desarrollo positivo. Sin embargo, la esperanza de progreso no se concretó. Según los analistas, la situación en 2015 y 2016 se ha vuelto tensa. De acuerdo con un blog del American Enterprise Institute publicado el 23 de junio de 2016: "Las autoridades de Baréin prohibieron el mayor grupo de oposición y colocaron al líder Ayatolá en una isla bajo arresto domiciliario. Irán respondió amenazando con arrastrar a Baréin al pantano de inestabilidad e inseguridad ".

Baréin, el primer país del Golfo que produce petróleo, enfrenta a reservas de petróleo cada vez menores. Esto llevó al gobierno a iniciar la diversificación de la economía en una etapa inicial. Baréin es ahora un centro de servicios bancarios y financieros y su economía es menos dependiente del petróleo que la de la mayoría de los otros países del Golfo. La economía más libre de Oriente Medio se está concentrando cada vez más en tecnología de información, salud y educación. El desempleo y la pobreza todavía son problemas reales, así como la disminución de las reservas hídricas de este país densamente poblado.
 

De acuerdo con la publicación Washington Report on Middle East Affair (en un artículo de marzo de 2000):  "La tradición dice que fue el apóstol Bartolomé fue quien llevó el cristianismo a Arabia. Muchos creen que la referencia a los" árabes "entre los cristianos, presentes en el primer Pentecostés (Hechos 2.11) puede indicar un crecimiento sustancial en las regiones orientales en las etapas iniciales de la iglesia.

A mediados del siglo III, un obispado cristiano había sido establecido en las islas de Baréin, y los registros del Consejo de Nicea (325 d C.) Incluyen mención a los obispos árabes presentes. La confirmación de la presencia cristiana también viene de descubrimientos arqueológicos recientes. La mayor parte del crecimiento del cristianismo en la región del Golfo puede ser atribuida a la iglesia asiria, establecida por los misioneros nestorianos de Edessa y Hira en el Éufrates inferior, que siguieron las rutas comerciales. [...] Sin embargo, el cristianismo no tuvo presencia persistente en esta región. Con la propagación del islam, los cristianos indígenas se quedaron desprotegidos "Personas del Libro".  


Evidencias históricas sugieren que, durante el inicio de la era islámica, las comunidades cristianas, judías y musulmanas pudieron haber vivido en relativa armonía en varias partes de la región. Con el tiempo, sin embargo, la iglesia murió en la Península Arábiga. De hecho, el registro es silencioso sobre el cristianismo durante todo un milenio.

Las comunidades cristianas no podrían prosperar hasta finales del siglo XIX debido al dominio del islam, impuesto por el Imperio Turco, entre otros, en la región. Los cristianos de la Iglesia Reformada Americano-holandés establecieron bases misioneras en Baréin en 1892 (donde los miembros de la familia Zwemer desempeñaron un papel fundamental) y la Misión Árabe fue fundada en 1889.

En el siglo XX, se hicieron esfuerzos para establecer nuevas iglesias en Baréin. De acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Social de Baréin, hay 19 iglesias en el país, mitad de ella en la capital, Manama. Las iglesias están entre otras organizaciones no gubernamentales registradas en este ministerio.


Comunidades de cristianos extranjeros: la mayoría de los cristianos son inmigrantes del Sudeste Asiático, Oriente Medio, Oeste y África. En uno de los países más liberales del Golfo, viven su fe en la libertad relativa. Sin embargo, los cristianos trabajadores inmigrantes del Sudeste Asiático y de África viven a menudo en circunstancias sociales terribles. 

Las comunidades cristianas históricas: Baréin también tiene un pequeño grupo de cristianos nativos, descendientes de clanes cristianos árabes de un área que abarca Israel, los Territorios Palestinos, Jordania, Líbano y Siria.
En 1906, la Iglesia Evangélica Nacional se convirtió en la primera iglesia en realizar cultos públicos en Baréin y tiene un fuerte vínculo con misioneros médicos cristianos de la Iglesia Reformada de América.

La Iglesia Católica del Sagrado Corazón con su principal centro de culto en Manama es considerada la iglesia más grande del país, fue construida en 1940 y atiende a cerca de 140 mil personas, principalmente indios, filipinos, paquistaníes, bangladeshíes y cingaleses. La Catedral de San Cristóbal (junto con la Iglesia Anglicana de Awali) es otra comunidad cristiana con una larga historia. Formalmente establecida en 1951 y convirtiéndose en una catedral en 1982. Es el hogar de muchas comunidades internacionales. 

Comunidades de convertidos al cristianismo: los convertidos al cristianismo con un fondo musulmán generalmente se convierten en parte de iglesias domésticas o iglesias más establecidas y están bajo una presión mucho mayor de la familia y de la sociedad que los demás cristianos. Comunidades cristianas no tradicionales: los detalles sobre los grupos cristianos en esta categoría no están disponibles.
 

Este país principalmente islámico chiita es relativamente tolerante en general debido a su posición internacional en el sector bancario y comercial. Un número considerable de cristianos extranjeros (principalmente del sur de Asia) trabaja y vive en Bahréin y es relativamente libre para practicar su fe en lugares privados de culto, pero los musulmanes proselitistas son ilegales. 

La disposición constitucional relativa a la libertad religiosa está llena de contradicciones. Por un lado, prevé la libertad religiosa y, por otro lado, afirma que la práctica de la libertad de religión no debe violar costumbres, políticas públicas o moral pública establecidas. 

El número de lugares para la adoración es limitado, decenas de congregaciones diferentes deben usar el mismo edificio. No tienen permiso para anunciar sus servicios en árabe, pero pueden en inglés. En octubre de 2016, el rey donó tierras para la construcción de una segunda iglesia copta.
 

• Ora para que las leyes de libertad religiosa contradictorias en Baréin no perjudiquen la proclamación del Evangelio y el libre culto de los cristianos. 

• Pide a Dios para que los cristianos ex musulmanes permanezcan en la fe y puedan disfrutar de la presencia de Dios, a pesar de la persecución. 

• Clama al Señor para que las presiones internacionales de vecinos, que son musulmanes radicales, no obstaculicen el crecimiento de la iglesia de Cristo en Baréin.