Loading...
Loading...
República de Irak

República de Irak

  • Capital: Bagdad
  • Región: Medio Oriente
  • Líder: Fuad Masum
  • Gobierno: República parlamentarista
  • Religión: Islamismo
  • Idioma: árabe, curdo
  • Puntuación: 86
  • Fuente de Persecución: Opresión Islámica

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MIL

El cristianismo tiene larga historia en Irak. Antes de la invasión norteamericana en el 2003, Irak era el hogar de una de las mayores comunidades cristianas de Medio Oriente. Hoy, la comunidad cristiana, presente allí hace dos milenios, lucha para no extinguirse.

A lo largo de los últimos años, Irak viene sufriendo con la estructura incierta, conflictiva e inestable de un gobierno incapaz de cumplir la ley y proveer el mínimo de seguridad a sus ciudadanos. Los niveles de corrupción están subiendo y la violencia intolerante parece no tener fin.

Los cristianos en la región viven dos diferentes batallas: una es con la región del Kurdistán iraquí; otra es una limpieza religiosa en Irak promovida por grupos de extremistas islámicos que desean hacer del país un territorio puramente islámico.
La persecución religiosa en Irak se caracteriza por la impunidad, los ataques de extremistas islámicos y el trato indiferente de las autoridades a los cristianos. Por un lado, los niveles extremos de presión se registran en todas las esferas de la vida, hecho común en situaciones en que hay varios mecanismos de persecución en acción. De otro lado, hay también vislumbres de esperanza a medida que surgen oportunidades para que los cristianos vuelvan a sus casas y las iglesias extiendan la mano a refugiados musulmanes y a los que permanecieron en el país.

Irak sólo recibió su reconocimiento como nación a principios del siglo 20. La nación étnica y religiosamente diversa es, por lo tanto, todavía joven. Sufre con la violencia sectaria y la corrupción, que son los principales factores que dificultan el progreso y el proceso democrático. Estrechamente relacionado está el problema de la impunidad, que afecta mucho a la condición de los cristianos iraquíes y el surgimiento de grupos islámicos radicales que no toleran ninguna otra religión que no sea una forma violenta del islam.

Aunque la situación general en Irak está lejos de ser estable, existen progresos esperanzadores, ya que la campaña militar de las fuerzas de coalición contra el Estado Islámico en la región de Mosul, parece tener éxito (al menos hasta finales de 2017), permitiendo que los cristianos regresen a varias aldeas. Sin embargo, los expertos advierten que, tras la derrota del Estado Islámico, la guerra podría entrar en erupción entre las fuerzas chiitas y los kurdos.

Notas sobre la situación actual
La mayoría de los cristianos viven en la región kurda del Norte, pero a mediados del 2017, cristianos y otros desplazados se ven obligados a regresar a sus casas originales: el gobierno iraquí en Bagdad dijo a sus funcionarios que si ellos no regresan a sus empleos anteriores (profesores, funcionarios municipales, funcionarios de hospital, etc.), sus salarios serán cortados. La mayoría de los desplazados internos en Mosul son funcionarios del gobierno de Bagdad.
Además, las familias de desplazados internos en el Kurdistán fueron informadas oficialmente de que no habría más acceso a las escuelas tanto primarias como secundarias locales después de mediados del 2017, obligándolas a dejar el Kurdistán. Además, el alquiler para el alojamiento de muchas familias de desplazados internos fue pagado por iglesias y muchos de ellos indicaron que ya no consiguen pagar el alquiler a partir de septiembre de 2017. Así, los cristianos temen ser forzados a salir de sus casas por los propietarios.

Además, en Estados Unidos, el actual gobierno federal reunió a decenas de cristianos asirios para expulsarlos de vuelta a Bagdad. Aunque esta deportación ha sido bloqueada, hay un sentimiento creciente entre los cristianos en Irak de que son una minoría olvidada, que no merecen recibir ayuda de los gobiernos occidentales.
 

Hasta el final de la Primera Guerra Mundial, Irak formaba parte del Imperio Otomano. Gran Bretaña ocupó el territorio en 1917. En 1932, Irak se convirtió en un reino independiente y, finalmente, una república en 1958, bajo el mando de varios líderes autoritarios. Su último hombre fuerte, Sadam Husein, fue derrocado por una campaña militar liderada por Estados Unidos en el 2003. En el vacío de poder que siguió, la violencia sectaria surgió particularmente entre musulmanes sunitas y chiitas; los cristianos fueron atrapados en ese fuego cruzado.

En Irak, el 99% de la población es musulmán. De la población árabe, los musulmanes chiíes forman la mayoría. Los kurdos, en el norte, son principalmente sunitas. Sólo después de la decisión de la Liga de las Naciones, en los años 20, estos tres grupos se reunieron en un sistema estatal moderno. Los diferentes líderes, que llegaron al poder desde entonces, alimentaron la desconfianza y el conflicto entre los tres grupos de acuerdo con el principio "divida para gobernar". La actual violencia sectaria en Irak está arraigada principalmente en la competencia por el poder y la prominencia en Irak post Sadam Husein.

Después de la Guerra del Golfo (1990-1991) y la invasión angloamericana en Irak en el principio de los años 2000, los sentimientos islámicos antiocidentales y radicales aumentaron, lo que contribuyó a la persecución a los cristianos iraquíes, que se identifican con valores occidentales. Un flujo de refugiados comenzó a salir del país y se intensificó por el surgimiento del Estado Islámico y establecimiento de su autoproclamado califato en junio del 2014. Después de que grandes áreas del territorio del Estado Islámico fueron reconquistadas en el 2016 (hasta finales de 2017, El Estado Islámico ya había perdido el 95% del territorio), los cristianos comenzaron a regresar a las ciudades cristianas liberadas cerca de Mosul, como Qaraqosh.

Situación política y social actual
En general, la sociedad iraquí se está volviendo islamizada. El alcohol es restringido y en algunas áreas está prohibido. Las tiendas donde se vende el alcohol son blancos regulares de bombardeos, y varios propietarios han sido muertos. Durante el Ramadán, todas estas tiendas cierran en todo el país.

Hay un aumento en el control social sobre las mujeres, el uso del chador (un traje usado sobre la ropa) y la observancia del Ramadán. Incluso las mujeres cristianas en Bagdad están bajo presión para cubrirse con el fin de caminar con cierta seguridad fuera de sus casas. La situación es aún peor en el área donde el Estado Islámico declaró un califato. Allí, todas las mujeres están obligadas a cubrirse totalmente usando un nicab (un tipo de sábana que deja sólo los ojos descubiertos).

Un artículo de Al-Jazeera -la mayor emisora de televisión periodística con sede en Qatar- dio una visión general a partir de abril de 2016: "Con el fin de inaugurar una ruptura con el gobierno árabe de la minoría sunita de Sadam Husein, un sistema político desarrollado bajo la tutela de Estados Unidos en que el nuevo gobierno sería 'inclusivo' a todas las comunidades del país tras cada elección iraquí. Esta noción de inclusividad llevó a una ecuación casi matemática en la que cada nuevo gabinete de Irak atribuía un porcentaje proporcional de posiciones a los chiitas, sunitas, kurdos y otras minorías de la nación, como cristianos, turcomanos y yazidís. "La representación política de los cristianos es muy baja (entre el 1% al 3%) y, como están dispersos por diez regiones, su impacto es a menudo irrelevante.

Prohibidos bajo Sadam Husein, los partidos políticos islámicos -tanto chiíes como sunitas- hicieron su entrada en la política iraquí y hasta constituyeron la mayoría en el parlamento. Los conflictos sectarios están siendo bloqueados en el parlamento por representantes políticos y en las calles por las milicias. Varios segmentos chiitas tienen buenas relaciones con la República Islámica de Irán y, consecuentemente, la influencia de Irán es fuerte en Irak. El apoyo de Irán en la batalla contra el Estado islámico es otro factor importante. Como resultado, Irak se está volviendo más islámico y está presionando al gobierno kurdo para que actúe de la misma manera. Los cristianos, en particular los ex musulmanes, relataron que son monitoreados por servicios secretos iraníes.
 

Los cristianos viven en la región desde los primeros días de la iglesia cristiana. De acuerdo con la tradición, la fe cristiana fue traída a Mesopotamia por el apóstol Tomás en el camino hacia la India. Los nestorianos - el nestorianismo es una doctrina cristológica propuesta por Nestorio, Patriarca de Constantinopla (428-431) - se convirtieron en la principal influencia cristiana del siglo 5 hasta las invasiones islámicas (a partir de los siglos 7 y 8) afectando a la vida de la iglesia.

Los católicos romanos llegaron a principios del siglo 14, cuando Roma envió frailes franciscanos y dominicos para proselitismo de los caldeos, de los ortodoxos orientales y de los musulmanes. Los misioneros protestantes, por otro lado, sólo llegaron en el siglo 19. Las sociedades misioneras que abrazan los principios de William Carey -misionero inglés bautista considerado el padre de las misiones modernas- llegaron al país en 1815 (comenzando con la Sociedad Misionera de la Iglesia Anglicana).

A principios del siglo XX, los cristianos constituían cerca del 30% de la población. Sin embargo, al final de la Primera Guerra Mundial, el régimen turco había asesinado a más de 250 mil cristianos en Irak, lo que significaba que, en algunas áreas, un tercio de la comunidad cristiana había muerto. En la Liga de las Naciones, la región de Mesopotamia se convirtió en un mandato de Gran Bretaña, que unió a las tres regiones dominantes (Mosul, Basora y Bagdad) en una única nación, conocida hoy como Irak.

Después de que el Reino Unido concediera a Irak su independencia en el 1932, la población cristiana cayó a menos del 8%. La iglesia en Irak, ahora, consiste básicamente de tres grupos distintos: los caldeos (el mayor grupo), los católicos (occidentales y orientales) y los protestantes (principalmente anglicanos y reformados).

Red actual de iglesias
Fuente de los números: World Christian Database (WCD), mayo de 2017.
• Ortodoxa (93.200): oriental (calcedoniana), oriental (pre-calcedoniana, no calcedoniana, monofisita), nestoriana (asiria) y ortodoxa no histórica.
• Católicos romanos (146.000): todos los cristianos en comunión con la iglesia de Roma.
• Protestantes (16.300): cristianos en iglesias originarias o en comunión con la Reforma Protestante del siglo 16 occidental. Incluye anglicanos, luteranos y bautistas (cualquiera de los cuales pueden ser carismáticos) y pentecostales denominacionales, pero no tradiciones independientes como bautistas independientes ni carismáticos independientes.
• Independientes (77.200): cristianos que no se identifican con las principales tradiciones cristianas (ortodoxos, católicos romanos, protestantes).
• Cristianos no afiliados (12.300): personas que profesan ser públicamente cristianas, pero que no son afiliadas a las iglesias.
• Cristianos doblemente afiliados (86.200): personas afiliadas o reivindicadas por dos denominaciones al mismo tiempo.
• Evangélicos (25.300): iglesias, denominaciones e individuos que se identifican como evangélicos por pertenecer a denominaciones ligadas a alianzas evangélicas (por ejemplo, Alianza Evangélica Mundial) o por autoidentificación en investigaciones.
• Renovados (61.500): se nota también: 48.800 miembros de la iglesia involucrados en la renovación carismática pentecostal / carismática / independiente en el Espíritu Santo.

Las iglesias históricas representan el 95% de todas las iglesias en Irak, la mayoría pertenecientes a la Iglesia Católica Caldea, Católica Siria o Asiria de Oriente. Hay también una iglesia armenia en Irak. La primera iglesia evangélica en Oriente Medio fue establecida hace más de 100 años en la ciudad de Nínive (Mosul) y muchas iglesias evangélicas diferentes fueron construidas en Bagdad y Basora también.
Debido a la guerra civil sectaria tras la invasión liderada por Estados Unidos en el 2003, un gran número de personas desplazadas internamente llegó al Norte. Como consecuencia, varias denominaciones evangélicas abrieron iglesias en el Norte y están creciendo en número.

La Iglesia kurda fue oficialmente reconocida por la Autoridad Regional del Kurda en 2004 y hay varios grupos pequeños y bolsas de trabajo en el Norte entre cristianos kurdos con origen musulmán. En el sur, la presión es muy alta sobre los cristianos ex musulmanes de lengua árabe y ellos tienen que vivir como cristianos secretos. Se estima que sólo hay algunos cientos de ellos.

Como resultado de la guerra civil, los cristianos huyen para escapar de la lucha. Bagdad, históricamente, tenía una gran población de cristianos. Como resultado de la violencia anticristiana severa (ataques a iglesias, secuestros, asesinatos, robos, violaciones y amenazas por militantes islámicos), numerosos cristianos huyeron hacia el exterior o hacia el norte. El flujo principal de los cristianos fue hacia la llanura de Nínive o hacia la región autónoma kurda. En la búsqueda desesperada de seguridad, muchas familias ya se han mudado varias veces. Los cristianos en la región kurda también se tensaron con las fuerzas del Estado islámico tan cerca de sus fronteras, por lo que grandes números de cristianos están tratando de emigrar. Pero ellos también están motivados a quedarse en su tierra a causa de la reconquista de varias ciudades cristianas cerca de Mosul por el ejército iraquí en octubre del 2016. La meta final es liberar a Mosul, una batalla que todavía espera por su conclusión.
 

De todos los cristianos, los ex musulmanes son los que más enfrentan persecución. Estos no pueden expresar en público su nueva fe o poseer materiales cristianos, teniendo que ocultar su decisión de sus familias islámicas debido a la vergüenza que eso trae en el ambiente familiar.

Independientemente del segmento de cristianismo, la libertad de las familias cristianas está severamente restringida en áreas controladas por el Estado Islámico. Las iglesias y los monasterios fueron, en general, destruidos o utilizados para otros fines, en especial en la región de Mosul. Es prácticamente imposible vivir en comunidad en áreas gobernadas por el califato, pues encuentros públicos están prohibidos.

Durante el período de formulación de la Lista Mundial de la Persecución 2018, la mayoría de los cristianos habían dejado estas áreas, incluyendo pastores y líderes, aunque algunos todavía estaban escondidos. La mayoría fue forzada a convertirse al islam, y la negativa se castigó con violencia y muerte.

Desde la llegada del Estado Islámico, en 2014, miles de cristianos, así como iraquíes yazidís, musulmanes moderados y otras minorías fueron forzados a dejar sus casas. Muchos cristianos se volvieron desplazados internos y huyeron a la región kurda o al exterior. Otros tantos enfrentaron secuestros y violencia física, abuso sexual y matrimonios forzados.
 

•  Gran parte del territorio poblado de Irak permanece bajo el control de radicales islámicos. Esta situación no debe cambiar en un futuro próximo y es probable que promueva otra ola de cristianos dejando el país. Incluso las ciudades y las áreas cristianas que han sido liberadas no son seguras para regresar a causa de la destrucción, de explosivos y de las amenazas de que militantes del Estado Islámico regresen. Ora por paz y estabilidad en Irak.
•  Ora por los cristianos que viven secretamente en países cercanos. Ora por su protección y que ellos experimenten la presencia de Dios en medio de la violencia y las amenazas.
•  Ora por los pastores y líderes que permanecen en Irak, para que puedan ser ejemplos vivos de la presencia de Cristo. Ora para que el cuerpo de Cristo mantenga la esperanza viva.