Loading...
Loading...
Emiratos Árabes Unidos

Emiratos Árabes Unidos

  • Capital: Abu Dabi
  • Región: Oriente Medio
  • Líder: jeque Khalita Bin Zayed
  • Gobierno: Monarquía Islámica
  • Religión: Islamismo
  • Idioma: árabe
  • Puntuación: 58
  • Fuente de Persecución: Opresión Islámica

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MILLONES

Mirando para el futuro, la estabilidad política puede ser esperada a la medida que los gobiernos árabes se apoyan. Las elecciones nacionales no existen y los partidos políticos son prohibidos, lo que impide a los ciudadanos cambiar de gobierno. Las postulaciones del gobierno son principalmente prestablecidas por lealtades triviales y el poder económico. Hay algunos llamados para una mayor representación política, pero esas exigencias no son oídas por los gobernantes, por cuanto, la mayoría de la población no parece estar muy envuelta en la política (las elecciones para la institución legislativa FNC en 2006 al 2011 presentaron baja participación, especialmente en los mayores y más ricos de los emiratos).

Una distribución de la riqueza parece apaciguar la población en el momento, pese a que los estados del norte históricamente más pobres con su demanda por cambios políticos representan cierto riesgo. En todo el país, una población joven significativa, combinada con un proceso de globalización que afloja el monopolio de Estado sobre la información y una alta tasa de desempleo implica que los Emiratos Árabes Unidos deberían comenzar a pedir más democracia. Externamente, el país está enfrentando una disputa con Irán sobre las islas de Abu Musa y los Tumbs, que están ocupados por Irán desde 1971.

Además de esto, los Emiratos Árabes Unidos se juntaron a Arabia Saudita en su boicoteo a Catar desde junio de 2017. La crisis parece ser apenas un gran test para Catar, pero las tenciones en curos también pueden afectar el califato a largo plazo porque la alta dependencia del comercio exige un ambiente abierto y no hostil.
Tal como sucede en otros países del Golfo como Kuwait, Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos son relativamente abiertos y tolerantes con otras religiones además del islam. Probablemente abriga el mayor número de iglesias (registradas) en toda la Península Arábica, y muchas veces son construidas en tierras donadas por el gobierno.

Esta relativa libertad religiosa es disfrutada principalmente por los extranjeros occidentales y, en menor medida, por los asiáticos y los africanos, lo que también hecho para otros derechos humanos. Obviamente, esa libertad religiosa no implica la evangelización de musulmanes. Los musulmanes que se convierten al cristianismo generalmente viven como cristianos secretos en sus familias y en la sociedad por causa del enorme tabú de dejar el islam.

Los Emiratos Árabes Unidos consisten en siete emiratos que tienen sus propios gobernantes y que fueron unidos en un estado federal en el inicio de la década de 1970. La única tentativa bien sucedida del mundo árabe de formar una federación es considerada regionalmente como un modelo de suceso y sirvió de modelo para el establecimiento del Consejo de Cooperación del Golfo.

Sin embargo, existen algunas diferencias claras entre los varios emiratos. Especialmente Abu Dabi (el mayor emirato) y Dubái son los emiratos más ricos y con mayor influencia. El presidente Califa Bin Zayid Al-Nuhayya, de los Emiratos Árabes Unidos, es el gobernante de Abu Dabi. Los estados del norte son más pobres, por ejemplo, Sharjah, que también es más conservador. Todos los emiratos tienen un asiento en el “Consejo Supremo Federal”, la más alta autoridad constitucional, ejecutiva y legislativa.

Los Emiratos Árabes Unidos no son una democracia y los gobernantes ejercen presión sobre la sociedad, no permitiendo la disidencia. Todas las decisiones políticas dependen de los gobernantes dinásticos de los siete emiratos y no hay lugar para la voluntad de las personas en general. La libertad de religión, prensa, reunión, asociación y expresión están severamente restringidas en el reino. No hay espacio al reconocimiento de partidos políticos, de acuerdo con Freedom House, que clasifico al país como “No libre” en su informe de 2017. 

En el informe de la Lista Mundial de Clasificación 2018, el reportero Sin Fronteras también menciono muchos casos en que la libertad de prensa y expresión fueron restringidos y los críticos enfrentaron acusaciones. La disposición constitucional relativa a la libertad religiosa tiene clausulas fraudulentas. Por un lado, prevé la libertad religiosa, por otro lado, afirma que la práctica de la libertad de religión no debe violar costumbres, políticas públicas o la moral pública establecidas. La blasfemia es prohibida. La apostasía es juzgada con la muerte.

Al contrario, del otro lado del país del Golfo en Bahréin, la ola de levantamiento de la Primavera Árabe en 2011 difícilmente parece haber afectado los Emiratos Árabes Unidos. Esto es notable, especialmente porque la sociedad de los Emiratos se basa más en la lealtad tribal de que en las normas democráticas. Sin embargo, la población parece confiar en el gobierno y su generosa distribución de la riqueza del petróleo, obviamente, desempeña un papel significativo en el cuarto estado per cápita más rico del mundo.

No en tanto, las autoridades tomaron medidas cautelares para mantener la estabilidad: las restricciones de internet fueron implementadas en 2012 para evitar el uso de las redes sociales como forma de organizar protestas. Además de eso, más de 90 islámicos fueron arrestados a comienzos del 2013, acusados de planear un golpe de estado. Desde entonces, no hay amenazas visibles potenciales para la estabilidad del país.

Aunque los Emiratos Árabes Unidos hayan dependido predominantemente de la industria de la pesca y las perlas en el pasado, eso cambio después que el petróleo fue encontrado en los años 50 y exportado de Abu Dabi en el inicio de los 60. Hoy, los Emiratos Árabes Unidos poseen las seis mayores reservas de petróleo del mundo y eso trajo muchos inmigrantes para el país, donde apenas 15% de la población son ciudadanos nacionales. Los Emiratos Árabes Unidos desarrollaron e implementaron estrategias de diversificación estructural para evitar demasiada dependencia del petróleo.

En 2017, la economía del país ocupa el 8° lugar en el mundo, y el primero en Medio Oriente y Norte de África. De acuerdo con la Heritage Foundation, el crecimiento dinámico de los “recientes años” en los Emiratos Árabes Unidos ha sido apoyado por esfuerzos continuos para fortalecer el clima de negocios, impulsar la inversión y promover el surgimiento de un sector privado más vibrante y diversificado. El régimen comercial generalmente liberal contribuyo para mantener el impulso del crecimiento. Los Emiratos Árabes Unidos pretenden ser un centro financiero regional y su sector bancario es relevante”.  
 

Los descubrimientos arqueológicos muestran que el cristianismo era bastante difundido en la región del Golfo antes del surgimiento del islamismo. En los tiempos modernos, el cristianismo llego a la región de Golfo a través de los misioneros occidentales en el inicio del siglo XIX, quienes construyeron hospitales misioneros. Ya en 1841, un sacerdote católico romano de la orden de los servitas recorrió la región. En 1889, el vicariato de Arabia fue levantado en Adén. El Yemen del sur expulso el vicariato, que se trasladó para Abu Dabi. En la década de 1970, el vicariato tenía 11 parroquias y 15 capillas, dos de las cuales estaban en los Emiratos Árabes Unidos. Ambas parroquias fueron fundadas en 1960 y sirvieron para extranjeros.

El protestantismo entro en la región en 1890 en la persona de Samuel M. Zwemer (1867-1952) de la Iglesia Reformada en América; zwemer finalmente se instaló en Bahréin. La iglesia de Inglaterra estableció el trabajo una vez que los británicos adquirieran alguna hegemonía en el Golfo. Parroquias en la región emergieron apenas en la década de 1960 y fueron limitadas a los extranjeros de las Islas Británicas. La parroquia primaria anglicana, la Iglesia de Santo André en Abu Dabi, está ahora anexada a la diócesis de Chipre y al Golfo, una diócesis dentro de la Iglesia episcopal de Jerusalén y Oriente Medio.

Otros ministerios religiosos protestantes/libres incluyendo los Hermanos Cristianos, la Misión de Alianza Evangélica (TEAM) y la Iglesia Presbiteriana Reformada, Sínodo Evangélico. El pequeño trabajo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día es anexado a la sección del Golfo en la Misión de la Unión del Oriente Medio. Además de eso, miembros de varias iglesias ortodoxas se mudaron para los Emiratos Árabes Unido. Los cristianos de hoy en los Emiratos Árabes Unidos son en su mayoría extranjeros. Es muy difícil dar un estimativo preciso de los números debido al carácter temporal de su permanencia.
 

Como muchos países de la región, la sociedad en los Emiratos Árabes Unidos se define principalmente por su religión. Así, el islamismo domina la vida publico/privada, bien como el discurso político del reino. Consecuentemente, todos los ciudadanos son considerados como musulmanes. La ley del reino no reconoce la conversión del islamismo para el cristianismo, y el castigo previsto en la legislación es la muerte. Para evitar la pena de muerte, estigma social u otras penalidades, los convertidos cristianos ex musulmanes son a veces obligados a retornar al islam, esconder su fe o viajar para otro país donde la conversión es permitida.

Aunque no haya casos reportados de imposición de la pena de muerte contra esos convertidos, el simple hecho de que la ley exista es aterrador. Más allá de eso, el gobierno no permite cualquier educación formal o informal que incluya enseñanza religiosa diferente del islam. El evangelismo es prohibido, pero grupos no musulmanes pueden adorar en edificios propios o casas particulares.

De acuerdo con las estadísticas de la WCD, la mayoría de los habitantes de los Emiratos Árabes Unidos son musulmanes. Los cristianos constituyen el segundo mayor grupo religioso del país.
 

•    Ora para que los cristianos ex musulmanes permanezcan en Cristo y rescaten sus familias y comunidades con su testimonio.

•    Intercede para que las leyes del país no presionen a la comunidad cristiana y que ella sea protegida de la persecución religiosa.

•    Ora para que todos los cristianos, extranjeros o nativos, lleven la Palabra de Dios a todos los estados de los Emiratos Árabes Unidos.