Loading...
Loading...

Nuestros Valores

Visión, propósito y valores centrales de Puertas abiertas

VISIÓN: Nuestra visión es un mundo en el que todos experimenten el amor de Jesús y en que cada cristiano perseguido sea recordado y apoyado por otros cristianos.
PROPÓSITO: Nuestro propósito es fortalecer la parte del cuerpo de Cristo que enfrenta persecución por su fe en Jesús, para que, permaneciendo firme, sea la sal de la tierra y la luz de Cristo donde esté, conforme a Mateo 5.13-16:

"Así brille la luz de ustedes delante de los hombres, para que vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre de ustedes, que está en los cielos". (V.16)
 
VALORES CENTRALES
 

• Somos parte del cuerpo de Cristo, luego, somos personas dirigidas a las personas: creemos que cuando un miembro del cuerpo sufre, todos los demás sufren con él. Estar personalmente con hermanos y hermanas perseguidos, o en oración, es lo que tenemos de más importante que hacer. "Cuando un miembro sufre, todos los demás sufren con él, cuando un miembro es honrado, todos los demás se alegran con él". (1 Corintios 12.26)

• Nuestra tarea es atender a las peticiones de la Iglesia Perseguida: así como Jesús vino al encuentro del hombre para salvarlo, entendemos que debemos ir al encuentro de la Iglesia Perseguida, oír sus dificultades y servirla de manera bíblica. "y así enviamos a Timoteo, nuestro hermano y cooperador de Dios en el evangelio de Cristo, para fortalecerlos y darles ánimo en la fe. (1 Tesalonenses 3.2)

• La Biblia dirige nuestra vida: somos el "pueblo del libro". Creemos que Dios se revela en la Biblia, en la cual todas las preguntas se aclara. "Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para la enseñanza, la reprensión, la corrección y la instrucción en la justicia, para que el hombre de Dios sea apto y plenamente preparado para toda buena obra". (2 Timoteo 3.16,17)

• Somos personas de oración: la verdadera batalla que ocurre en el mundo es espiritual, y el arma correcta para combatirla es la oración. "Oren por nosotros" es la primera petición que los cristianos perseguidos nos hacen. Por eso, esta es también la primera contribución que pedimos a los socios. "Porque nuestra lucha no es contra personas, sino contra los poderes y autoridades, contra los dominadores de este mundo de tinieblas, contra las fuerzas espirituales del mal en las regiones celestiales". (Efesios 6.12)

• Somos personas de fe: creemos que, aunque las circunstancias indiquen lo contrario, no hay puertas cerradas para el evangelio. "Entonces, Jesús se acercó a ellos y dijo:" Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra, así que vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo , enseñándoles a obedecer a todo lo que yo les mandé, y yo estaré siempre con ustedes hasta el fin de los tiempos. "(Mateo 28.18-20)

• Nuestra vida está dedicada a Cristo ya su gran comisión: como representantes del Reino de Dios, queremos mostrar al mundo que hay un estilo de vida diferente para aquellos que siguen el llamado de Jesús, alcanzando así otras vidas con el evangelio. "Esté atento, fortalezca lo que queda y que estaba para morir". (Apocalipsis 3.2a)

• Nuestro objetivo mayor es la gloria de Dios: creemos que no hay nada por lo que nos vanagloriar. Nuestra motivación al fortalecer a los cristianos perseguidos es exaltar el nombre de Jesucristo. Si alguien habla, hágalo como quien transmite la palabra de Dios. Si alguien sirve, hágalo con la fuerza que Dios provee, de modo que en todas las cosas Dios sea glorificado por Jesucristo, a quien sean la gloria y el poder para siempre jamás. "Amén." (1Pedro 4.11)