10 mitos sobre la Iglesia Perseguida


05-mitos-igreja-perseguida

Los mitos pueden ser peligrosos. Falsos argumentos pueden entrar en nuestras mentes a través de las noticias, conversaciones casuales o incluso por medio de las redes sociales. El problema es que, si creemos en estos mitos, ellos tienen el poder de cambiar la forma que pensamos, comportamos, y, además, cómo enfrentamos el mundo.
He caído en muchos de los mitos que leerán a continuación relacionados con la Iglesia Perseguida. De alguna manera esta publicación es más como un confesionario. Pero creo que muchos de estos están generalizados y necesitamos nombrar cada uno de ellos para abarcar el panorama completo de la persecución.

1. Solo es persecución si hay violencia.
Sabemos que la persecución hacia los cristianos incluye violencia, esto lo hemos visto reflejado recientemente en los terribles ataques a las iglesias en Egipto, pero además de esto la persecución a los cristianos incluye también la lenta y constante exclusión junto con la opresión de los ciudadanos cristianos. Podemos llamar esto como la "Presión".
En muchas regiones se emplean métodos a largo plazo para impulsar a los cristianos perseguidos a someterse los márgenes de la sociedad, por medio de quitarles la vida comunitaria, el acceso a las clínicas e incluso al empleo, tratándolos como ciudadanos de clase baja.
Esto también es considerado como persecución, es relevante y frecuente en lugares como Bután, Vietnam y muchas otras regiones alrededor del mundo.
Los medios de comunicación dan énfasis en la persecución violenta, pero nunca en la persecución no violenta que es muy marcada e inimaginable. No es solo lo que muestran en las noticias.
?
2. Los cristianos son mayormente perseguidos en Medio Oriente.
Medio Oriente es una región muy difícil para que los cristianos expresen su fe en público. Esto es verdad, en lugares como Irán, Qatar, Eritrea, ser cristiano es peligroso y arriesgado, incluso les puede costar la vida. Sin embargo, si hablamos de la persecución a grandes rasgos, tenemos que pensar en la situación de países como India, Corea del Norte, Nigeria e incluso China. Estos países no aparecen en las noticias a menudo, pero la persecución en estos lugares, por su número, es realmente abrumadora y supera a las cifras de persecución en Medio Oriente. No necesitamos comparar regiones, pero debemos de la verdadera magnitud de este problema.
Medio Oriente es un lugar muy peligroso para los cristianos, pero no es el único lugar.
?
3. Los cristianos perseguidos solo quieren un escape.
Este es un mito muy importante que debemos desmentir. Debemos orar por el bienestar y los derechos humanos, pero además de esto muchos cristianos que están en regiones difíciles están pidiendo que oremos por perseverancia. Quieren permanecer en su tierra natal con el fin de ser testigos del Evangelio. Muchas veces los cristianos deben salir de sus regiones, pero muchos cristianos también nos piden oración por fuerza, recursos vitales y poder permanecer como luz en medio de la persecución por la Gloria de Jesucristo.?

4. Si capturaran a ISIS la persecución en países como Irak y Siria desaparecería.
Es un hecho que ISIS es un opresor violento del cristianismo. Sus actos terroristas llenos de maldad aparecen siempre en las noticias. Sin embargo, aunque ISIS desapareciera de Medio Oriente la persecución no se detendría. En una de nuestras conversaciones recientes con uno de nuestros agentes de campo en Medio Oriente, le pregunté si los cristianos podrían respirar tranquilos con la eliminación completa de ISIS. El me respondió: "No, mientras haya militantes extremistas con un pensamiento diferente, los cristianos en Medio Oriente siempre enfrentaremos persecución, es cuestión de teología" La caída de ISIS no sería el final de la batalla por los derechos humanos en el Medio Oriente, específicamente para los cristianos. Esta situación es más complicada de lo que pensamos.

5. La persecución antes era peor.
Falso. Estamos viviendo en un tiempo en que la persecución está en su punto más alto. Más de 215 millones de cristianos sufren persecución constantemente. Cada mes 322 cristianos son asesinados por su fe; 214 iglesias han sido destruidas y 722 son los actos de violencia realizados contra los cristianos. Es verdad que hemos pasado por periodos complicados en el pasado, sin duda, pero en todo el mundo, nunca había sido más intensa la persecución de lo que es en este momento de la historia.

6. Dios usa la persecución como castigo.
Honestamente; esta es una visión elitista. Es muy fácil mirar en menos a las culturas que están menos desarrolladas y malinterpretamos que su falta de desarrollo es por la falta de crecimiento espiritual o de obediencia. Pero esto no es cierto. Más tecnología, desarrollo o progreso económico no significa una vida espiritual más fuerte. Sin embargo, dentro de su misericordia, Dios usa la persecución como parte de su plan soberano para así difundir el evangelio y fortalecer a los creyentes. La persecución también era frecuente en la iglesia primitiva y los apóstoles, especialmente Pablo.
A veces no entendemos los caminos de Dios, pero a lo largo de la historia, Dios ha usado la persecución para purificar y difundir Su iglesia.

7. La persecución siempre daña a la iglesia.
En cierta parte este mito es cierto ya que la persecución le hace daño a la iglesia en el sentido de dolor, sufrimiento y pérdida, pero Dios tiene una manera espectacular de aprovechar todas estas cosas para difundir el evangelio –como así lo hizo en el libro de Hechos - para fortalecer su iglesia. Es difícil de hacer entender a nuestras mentes este plan, al menos es difícil para mí, pero Dios usa la persecución para el progreso de Su Reino. Eso no significa que debamos abrazarlo u orar por él, pero cuando sucede, Dios siempre lo usa para sus propósitos y su voluntad soberana.

8. La persecución mundial de los cristianos no afecta a la Iglesia en América Latina
Este mito es falso. Sin embargo, es bastante común y peligroso pensar así. Somos un solo Cuerpo, cuando una parte del cuerpo sufre, todos sufrimos, por eso es tan importante estar al tanto de lo que está pasando en la iglesia alrededor del mundo. Cuando una bomba se dispara en Egipto, la bomba va dirigida a la iglesia en todas partes, cuando un creyente en la India es expulsado de su aldea por su fe, todos somos expulsados ??de nuestra aldea por nuestra fe, cuando un creyente es encarcelado en Corea del Norte, todos estamos encarcelados. Por eso escuchamos, aprendemos, oramos, ayunamos, lloramos y adoramos juntos. Somos un solo Cuerpo en Cristo Jesús.

9. La persecución cristiana es sólo cultural.
Hoy en día hay muchos contrastes culturales, por ejemplo, de Somalia a Siria, las diferencias culturales están profundamente marcadas y contribuyen a la persecución, ya sea gubernamental, nacionalista o religiosa. Sin embargo, la persecución es mucho más profunda. La raíz misma de todo esto abarca un tema espiritual y una batalla. Lo que estamos luchando no es físico, como dice Pablo en Efesios: " Nuestra lucha no es contra carne ni sangre, sino contra los gobernantes, contra las autoridades, contra los poderes de este mundo oscuro y contra las fuerzas espirituales del mal en los reinos celestiales". No pasemos esto por alto.

10. No hay mucho que podamos hacer contra la persecución.
Este es, talvez, uno de los mitos más peligrosos que existen. Es fácil ver la persecución cristiana como algo distante, inmutable y demasiado complejo para poder cambiar. Sin embargo, hay tantas cosas que podemos hacer todos los días para entrar en la batalla y levantar a nuestros hermanos y hermanas que están sufriendo alrededor del mundo por su fe. La oración es nuestra mayor arma, va más allá de las barreras, y llega a lugares en los que nunca podríamos aventurarnos, si crees en el libro de Hechos, la oración puede romper cadenas, liberar prisioneros, traer ayuda y alivio a los santos sufrientes como ningún otro recurso. También podemos ser voluntarios y crear conciencia, escribir cartas, firmar peticiones y liderar grupos de oración. Finalmente, podemos ayudar a través de nuestras contribuciones financieras. 

Inscríbete aquí para saber cómo ayudar a la Iglesia Perseguida.
Pídale a Dios que te guíe y ayude a dar pasos de fe con el objetivo de ayudar y servir a nuestros hermanos que enfrentan persecución alrededor del mundo.