Como actuamos

Puertas Abiertas no trabaja con recetas ya listas de lo que hacer. Escuchamos las necesidades, contactamos a los líderes locales, se estudia las maneras más efectivas de ayudar y actuar con discreción, a fin de garantizar la continuidad de nuestras operaciones a los perseguidos y el socorro a los necesitados.

Nuestros proyectos sólo empiezan cuando existen contactos consistentes con la iglesia local. En muchos casos, actuamos en colaboración con otras 300 agencias y ONGs, pues una de nuestras características en terreno es la invisibilidad.

Cuando usted se convierte en un socio de Puertas Abiertas, está contribuyendo indirectamente con otros cientos de organizaciones que trabajan en todo el mundo. Su donación lleva ayuda a la Iglesia de Cristo que no tiene la misma libertad para predicar, orar y reunirse para adorar al Señor.