Más de la mitad de los cristianos partió de Siria e Irak


Aunque muchos estén luchando por el establecimiento de la iglesia  en esos dos países, más de la mitad de los cristianos ya dejaron el país

08-menina-refugiada-iraque-mossul.jpg

Un nuevo informe estima que entre 50 a 80% de la población cristiana, que vivía en Irak y Siria, emigró desde el inicio de la guerra civil, en 2011. La llegada del Estado Islámico (EI) hizo con que muchos sufriesen pérdidas en diferentes aspectos de su vida y que sintiesen una inseguridad muy grande con respecto a su futuro en el país. Muchos ya se establecieron en otras naciones y hay poca motivación para que regresen a su tierra natal. En recientes entrevistas, muchos afirman que el Medio Oriente ya no es un lugar para los cristianos.

Tres años han pasado desde que el EI (Estado Islámico) asumió el control de Mosul. Esta semana, decenas de civiles murieron intentando huir de la ciudad, entre ellos mujeres y niños. Las fuerzas iraquíes siguen oprimiendo al grupo extremista, que resiste dentro del centro histórico de la ciudad (Mosul). El escenario es de devastación, violencia y conflictos. "Otras ciudades históricamente cristianas fueron destruidas casi por completo, en las planicies de Nínive, en el Norte de Irak; las tasas de inflación están en alza y no hay muchos empleos, ni escuelas", dice el informe.

Líbano recibió la mayor parte de los cristianos, mientras que otros se refugiaron en Jordania y Turquía, y un número menor en países europeos, como Suecia y Alemania. Sin embargo, "los recientes cambios en las políticas, como las condiciones de vida, tornaron la llegada o permanencia en muchos de esos países, como  Suecia, muy difícil", concluyó el informe.

Haga más por ellos

Además de orar por los cristianos perseguidos en Irak y Siria, tú puedes extender la mano a  nuestros hermanos en Cristo. Conoce la petición: "Un millón de voces de esperanza" y descubre cómo puedes ayudarlos.

 

TraductorTatiana Moura