La rutina de los cristianos durante el Ramadán


En el mercado, los precios de los alimentos son más altos y hay un aumento del tráfico después del tiempo de ayuno

05-paquistao-fabrica-de-tijolos
Conflictos en el Oriente Medio marcaron el inicio del Ramadán. En muchos países hubieron atentados y ataques en los últimos días. Desde el 27 de mayo, musulmanes ayunan hasta la puesta del sol y después celebran en un clima de festividad con cenas en familia. Sin embargo, debido a la hostilidad de los radicales islámicos, los cristianos suelen enfrentar una rutina desagradable, empezando por los precios de los alimentos que se venden muy caros en este periodo.

En el trabajo, normalmente, aquellos que ayunan se quedan un poco más soñolientos y cansados. A veces, agresivos. Muchos restaurantes cierran sus puertas. Un poco antes del término del ayuno, el tráfico se queda congestionado, ya que la mayoría se reúne en familia para hacer las cenas especiales. Cualquier ciudadano que rompa las reglas estipuladas para el Ramadán puede ser castigado o preso, por eso los cristianos deben tener cautela.

Shams Shamaun, activista de los Derechos Humanos de Hyderabad, en el sur de Pakistán, dijo que la ley discrimina a las minorías religiosas. En Indonesia, el país con el más grande número de musulmanes en el mundo, las autoridades destruyeron miles de botellas de cerveza y otras bebidas para recordarle al pueblo que el consumo de alcohol es contra los principios del islam. Ora por la Iglesia Perseguida en todos los países en donde el Ramadán es celebrado. Intercede por nuestros hermanos en Cristo y también por los perseguidores, para que el amor de Jesús impacte sus vidas.