Cristiano muere por falta de atención médica

Por estar practicando el Ramadán, los médicos se rehusaron a atender al trabajador que estaba con el cuerpo cubierto de lodo

07-paquistao-homen-orando

Un cristiano de 35 años, que trabajaba en la limpieza y mantenimiento de alcantarillados, en Pakistán, murió después de que tres médicos se reusaran a tocarlo, alegando tratarse de un “sudra”, expresión dada a aquellos que pertenecen a la clase trabajadora más baja, dentro del sistema de castas hindú, también conocidos como “intocables” o “impuros”. El cristiano estaba todo cubierto de lodo. Él recibió la orden de desbloquear un sistema de alcantarillado, pero no le dieron ningún equipo de protección, según sus compañeros. Los médicos dijeron que si lo tocaban cometerían “makruh”, es decir, harían algo no permitido durante el Ramadán y esto podía anular el ayuno.

Irfan Masih murió en el día 1, en el Hospital Civil de Umerkot, a 300 kilómetros de Carachi. Él llego al hospital inconsciente por haber inhalado un gas tóxico cuando trabajaba. Uberkot, alberca cerca de 75 familias cristianas y, casi todos trabajan en servicios sanitarios. “La mayoría de los cristianos pakistaníes, aun hoy, hace el mismo trabajo que sus antepasados, barren las calles, limpian alcantarillas, entre otros trabajos considerados secundarios”, observó el escritor Ethan Casey.

Un grupo de cristianos bloqueó un cruce, después de la muerte de Masih, exigiendo que fuera registrada una acusación contra los tres médicos. El superintendente de policía, Usman Javed Bajwa, dijo que el caso terminó siendo registrado como homicidio por negligencia y que el informe sería presentado posteriormente a un tribunal. Una ONG cristiana paquistaní informó que el juramento de un médico lo obliga a tratar un paciente cuya vida corre riesgo en cualquier circunstancia, independientemente de la religión o clase.

Además del cristiano, otros dos trabajadores también fueron llevados desmayados al hospital. “Llamamos antes para avisar que los tres hombres estaban inconscientes, esperando que fuesen atendidos con urgencia, pero sucedió lo contrario. El primer médico le dijo a un auxiliar que lavara los cuerpos primero, y solo después él los examinaría, pues estaba en ayuno. La misma actitud fue tomada por los otros dos médicos. El cuarto médico, que decidió atenderlos, Hanif Arisar, dio el oxígeno, pero ya era tarde para Masih”, dijo su hermano. Los otros dos trabajadores fueron transferidos para otro hospital en condiciones críticas.

Pedidos de oración

·         Intercede por la familia de Masih, que el Espíritu Santo de Dios los consuele.

·         Ora por la recuperación de los otros dos trabajadores. Que ellos tengan su salud restaurada y no alimenten sentimientos negativos en relación a los médicos que los atendieron.

·         Clama para que el amor de Jesús alcance a los musulmanes y que ellos vean a nuestros hermanos sin indiferencia.

TraductorKevin Rubiano