Ore por nuestros hermanos paquistaníes

Cuando un cristiano es detenido, suele ser torturado, a menos que niegue el nombre de Cristo, se arrepienta y regrese a la fe islámica

05-paquistao-homem-orando

El tiempo para la iglesia en Pakistán es siempre muy tenso. Donde hay cristianos hay ataques, insultos, muerte e injusticias. Si cualquier líder del gobierno se pone de pie para defender a las minorías religiosas, los que protegen la ley islámica se imponen por la violencia. En 2011, Salman Tasir, un político paquistaní fue asesinado porque quería revisar una ley de este tipo, a la cual llamaba de "ley negra". Salman fue contra el extremismo religioso y fue uno de los mayores defensores de Asia Bibi.

En Pakistán, cuando un cristiano está detenido, por lo general es torturado, a menos que niegue el nombre de Cristo, se arrepienta y vuelva a la fe islámica. Hay algunos casos en los que los cristianos están bajo custodia de la policía y, eventualmente, terminan muriendo al no soportar la violencia de los agentes. Esta ideología anticristiana no es aceptada por todos los ciudadanos. En 2015, jóvenes musulmanes llevaron a cabo una campaña en defensa del cristianismo.

Para evitar las expresiones peyorativas, que tengan como objetivo humillar a los seguidores de Cristo, estos jóvenes adoptaron el término "Mesías del pueblo", que es parte del movimiento Green for White (Verde por Blanco). En la bandera de Paquistan hay un campo de color verde oscuro que representa la mayoría musulmana en el país, y una banda blanca que representa a las minorías religiosas. Pero los derechos de estas minorías son despreciados, especialmente por el gobierno. Ore por nuestros hermanos perseguidos en Pakistán.