Vietnam

“El pueblo vietnamita está sediento por la palabra de Dios. En estos tres años el número de cristianos ha crecido de forma sorprendente.” Cristiano vietnamita

El comunismo aún es la forma de gobierno en Vietnam, como se pudo apreciar en enero de 2016, cuando se anunció la nueva cúpula, que acabó con todas las esperanzas de un enfoque más reformista. La Iglesia Católica es de lejos la comunidad cristiana más numerosa del país, pero el gobierno la considera vinculada a una potencia extranjera y por ello es vista como una amenaza. El 18 de noviembre de 2016 el gobierno aprobó una nueva Ley de Creencias y Religión, que limita la libertad religiosa considerablemente y que exige el monitoriamente de las reuniones y cultos de los cristianos.

La presión general sobre los cristianos es muy alta y ha aumentado considerablemente en este último año. Las comunidades cristianos convertidos de un entorno budista o animista sufren un tipo de persecución más fuerte, que no sólo se originan en las autoridades, sino en familias, amigos y vecinos. Las comunidades cristianas protestantes no tradicionales suelen reunirse en casas que funcionan como iglesias y sus miembros suelen pertenecer a minorías étnicas que además de ser perseguidos por su fe también sufren discriminación en varios niveles de la sociedad. Para empeorar la situación, las crecientes tensiones con China pueden llevar a una fase de inseguridad y restringir cualquier punto de vista considerado diferente, lo cual preocupa aún más a los cristianos.

 
Pedidos de oración

  • Ore por los cursos de discipulado que se dan a las minorías étnicas en las áreas rurales. Que Dios use estos cursos para ministrar y fortalecer a los cristianos.
  • Ore por los cristianos que son presionados por los miembros de su familia para regresar a sus creencias y costumbres antiguas.
  • Ore por la nueva ley (número 92º), sin importar el resultado, que esta sirva para los propósitos divinos de Dios.