Eritrea

“Yo no sigo a mi pastor ni a los hombres. Yo sigo a Cristo y nunca negaré su nombre.” Cristiana eritrea

Aunque Eritrea ha bajado en puntuación y en posición (debido principalmente a una reducción de la violencia), ha habido un alta considerable en la persecución a los cristianos en comparación a la década pasada. Eso se debe principalmente a la naturaleza del régimen eritreo, que es de carácter autoritario e intolerante con cualquier forma de asociación, desacuerdo y libertad de expresión. El intento del gobierno por controlar todas las instituciones religiosas se hizo particularmente evidente en la expulsión y sustitución del patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Eritrea (IOE) en 2007, que desde entonces está bajo arresto domiciliario. También se ha ejercido una gran presión por parte de la IOE sobre aquellos que la abandonan para unirse a grupos evangélicos o pentecostales.

La situación en Eritrea también contribuye a la crisis global de refugiados: miles de ellos han abandonado el país. En octubre de 2016, una comisión investigadora sobre Derechos humanos de la ONU investigó la crisis de derechos humanos en Eritrea y recomendó que se llevara al gobierno de Eritrea a la Corte Penal Internacional de La Haya (ICC). En zonas de mayoría musulmana, la persecución es fuerte tanto en el ámbito privado como en el familiar, especialmente para los cristianos ex musulmanes. En los últimos años, miles de cristianos han sido arrestados y encarcelados, y muchos han muerto en prisión. Frecuentemente, recibimos noticias de cristianos presos en contenedores de metal transportadores de carga. Todavía hay muchos cristianos consumiéndose en prisiones por su fe. Se cree que el gobierno eritreo seguirá con sus modos autoritarios y los ciudadanos do país continuarán siendo oprimidos, obligados a salir del país. Las comunidades cristianas protestantes no tradicionales seguirán siendo consideradas agentes de Occidente.

 
Pedidos de oración

  • Ore por los cristianos que se encuentran presos en condiciones inhumanas. Que ellos puedan brillar en medio de esos lugares.
  • Ore para que el Espíritu Santo consuele a los refugiados que huyeron del país y que se encuentran lejos de sus familiares.
  • Ore por el presidente de la nación. Que él encuentre refugio y su camino en Cristo.