Corea del Norte

“El único lugar donde podíamos adorar a Dios era en los baños de la prisión” Hea Woo, cristiana norcoreana.

Corea del Norte encabeza la Lista Mundial de la Persecución por quince años consecutivos. Las esperanzas de que Kim Jong Un estuviera más abierto a las reformas han naufragado y es evidente que está aplicando una política de ‘limpieza’ impredecible para consolidar su poder. El cristianismo sigue considerándose como algo occidental y “hostil”. Los cristianos intentan ocultar su fe para evitar arrestos y ser enviados a campos de trabajo. La mayoría de los padres incluso evita introducir a sus hijos en la fe cristiana por miedo a que ellos cuentan alguna cosa al ser interrogados sobre actividades cristianos.

Los cristianos son perseguidos en todos los ámbitos de su vida sea en el área privada: no tienen derecho a tener su propia Biblia. Eclesial: no tienen libertad para participar de un culto ni expresar su fe públicamente. Nacional: las leyes del país prohíben y condenan el cristianismo. En otras palabras, el régimen del país no permite ninguna otra religión. Todos los ciudadanos son obligados a rendir culto y postrarse únicamente a la familia Kim. Aquellos que se niegan hacerlo pagan las consecuencias, inclusive con su vida.

 
Pedidos de oración

  • Ore por los cristianos (50,000 – 70,000 aproximadamente) que se encuentran presos en Campos de Trabajos forzados.  
  • Ore para que Dios abra los ojos de Kim Jong Un para el evangelio de Cristo y su corazón sea transformado para la gloria de Dios.
  • Ore por los cristianos que esconden su fe de sus familiares. Que Dios los capacite y dé discernimiento para contar sobre su experiencia con Jesús.