Colombia: Una vida de servicio a la Iglesia Perseguida

Fernando mantuvo vivo su sueño de servir a Dios

| 14/01/2022 - 07:00

Incluso enfrentándose a la persecución religiosa, no dejó de servir a Dios

Incluso enfrentándose a la persecución religiosa, no dejó de servir a Dios


Después de 16 años sirviendo en el Hogar Crisitano para niños en Colombia, el hermano Fernando Largo contó su historia de enfrentarse a la persecución religiosa. Explicó cómo Dios lo usó en los momentos más difíciles y cómo llegó a experimentar el verdadero amor a través de la misión en un Centro Infantil que mantiene Puertas Abiertas en Colombia. Fernando se convirtió al cristianismo cuando tenía 18 años. 

La región en la que vivía, en el sureste de Colombia, estaba dominada por grupos guerrilleros, delincuencia y culturas ilícitas. Él y su familia estaban constantemente a merced de los grupos. Las amenazas de muerte llegaban casi a diario, así como ofertas tentadoras para ganar dinero fácilmente.  

Como muchas otras familias de las zonas rurales de Colombia, la familia de Fernando fue expulsada de su ciudad natal. Sin embargo, dondequiera que iban, mantenían vivo el sueño de servir a Dios y a comunidades cristianas. Han pasado diez años desde que su familia tuvo que abandonar su hogar. Todo parecía ir bien, hasta que fueron expulsados nuevamente.

Uno de los líderes guerrilleros que controlaba la zona comenzó a reclutar a la fuerza, a menores, para sus operaciones. Exigió que todas las familias renunciaran a sus hijos. Entonces, los padres de Fernando se fueron en busca de un lugar más seguro para vivir. Para proteger a los niños, la familia perdió todo lo que habían construido. Una vez más, tuvieron que empezar de cero.  

Fue en este punto que Dios reveló los planes para los padres de Fernando a través del Hogar Cristiano en Colombia. Comenzaron a trabajar en el Centro Infantil; su padre trabajaba en la granja mientras su madre ayudaba en la cocina.  Mientras servía a los niños que también habían huido de la violencia en las comunidades, Fernando experimentó el gran amor que Dios tenía por él. Para Fernando, antes de esta experiencia, el amor de Dios era sólo un concepto, pero sintió que era real y fue completamente transformado.

Vida que transforma otras vidas

Durante más de 15 años sirviendo al Señor, Fernando enseñó a niños en el Hogar Cristiano. Allí, todos lo recuerdan como un hombre de oración y una persona increíblemente amable, un pilar de Fe y un excelente siervo de Dios.  Sus hijos también estudiaron y crecieron en el Hogar. Su hija se convirtió en publicista y su hijo siguió los pasos de su padre y ahora sirve en el mismo ministerio.

Fernando es un testimonio para todos nosotros de lo mucho que Dios puede hacer en medio de la violencia y la persecución. Un testimonio vivo de que los sufrimientos, la miseria, los desalojos y la violencia que enfrentan los cristianos no tienen la última palabra, es Dios quien decidirá y sabemos que su voluntad siempre será para bendecirnos, sanarnos y transformarnos.


QUIÉNES SOMOS

Puertas Abiertas es una organización internacional que actúa en más de 60 países donde existe algún tipo de amenaza a la vida de los cristianos y/o a su libertad de creer y rendir culto a Jesucristo.

DONACIONES EN CHILE

Banco Estado | Nº 3477 1228 854
Misión Puertas Abiertas
RUT 65184324-3
Cuenta vista o Chequera Electrónica

CASILLA POSTAL

Sucursal Tajamar
Casilla N° 261
Av. Providencia, 1466
Santiago - Chile
Teléfonos: (+55) 11 99629-9010
(+56) 2 2200-0071

Instagram

© 2022 Todos los derechos reservados

HOME
LISTA MUNDIAL
DONA