Los niños cristianos en Siria enfrentan, además de los desafíos de la persecución, las consecuencias de la guerra en el país. En la Biblia, ellos encuentran respuestas y fuerzas para seguir adelante. Donando US$ 15,00, tú permites que un niño sirio reciba una biblia impresa.

Siria es considerada protagonista de la ‘más grande crisis de refugiados y desplazados en el mundo’, según informes de las Naciones Unidas. La ONU calcula que más de 5 millones de personas dejaron el país, mientras otros 6 millones se desplazaron internamente debido a la violencia. En estos 7 años de guerra, más de un millón de personas murió. Muchos de los desplazados, refugiados y fallecidos son cristianos.

“Cuando oro, recuerdo las palabras de Dios. Memoricé algunos versículos, como el Salmos 91 y al decirlos me siento mucho mejor”  
Youmma (seudónimo), niña cristiana perseguida