Después de la invasión del Estado Islámico que obligó a los cristianos a huir de Irak, la mayoría de los creyentes en el país, se encuentra en un proceso de recomienzo. La reconstrucción requiere paciencia, apoyo y disposición. Por ello, para que ese proceso sea menos doloroso, te invitamos a hacer parte de la reconstrucción de las iglesias y casas en Irak y así ayudar también en el desarrollo del país. Donando US$ 90,00, tú ayudas a construir una casa o una iglesia.

En 2003, la población de cristianos en Irak era de 1,5 millones y, hoy, después de los conflictos, quedan menos de 250 mil cristianos en el país. Además de las pérdidas materiales, hay heridas emocionales que son muy difíciles de curar. Sin embargo, a pesar de haber perdido sus casas, propiedades y seres queridos, los cristianos tienen la fe y convicción que la vida puede ser restaurada por medio de la gracia de Dios y tu apoyo.

“Creemos y esperamos una reconstrucción, una nueva esperanza, aunque regresar para nuestras casas sea más difícil que vivir lejos de ellas” - líder cristiano iraquí