Un ‘centro de reeducación’ es construido para los cristianos en China

El Gobierno chino está haciendo una limpieza cultural, aprisionando a los hombres en "Centros de Reeducación"
Un ‘centro de reeducación’ es construido para los cristianos en China Las reuniones religiosas están prohibidas y los cristianos tienen miedo de reunirse (Foto representativa)

En 2017, una limpieza cultural sin precedentes comenzó en China, principalmente en las minorías étnicas. Para ello, fue creado un "Centro de Reeducación", donde hombres uigures y kazajos son detenidos por algunas semanas o incluso meses. Este centro se encuentra en un lugar alejado en una provincia al noroeste de Xinjiang.

Algunos de los reclusos están allí desde que fueron presos, hace más de un año. Ellos se ven obligados a abandonar su propia lengua (nativa) y hablar sólo chino, cantar canciones patriotas comunistas, renunciar a sus religiones, declarar lealtad al gobierno chino y apoyar la unificación nacional. Un grupo de cristianos ex musulmanes fue llevado, dejando a sus esposas y niños desesperados.

Tanto la población en general, como los cristianos ex musulmanes, tienen miedo y están ansiosos por recibir noticias de sus hermanos en Cristo que desaparecieron. Muchas esposas se quedaron sin una fuente de ingresos, y necesitan encontrar urgentemente algún tipo de trabajo para pagar por su alimentación y la educación de sus hijos. Como las reuniones religiosas están prohibidas, los cristianos tienen miedo de encontrarse en pequeños grupos o células, y se sienten aún más solitarios sin los cultos tradicionales.

Peticiones de oración

  • Ora por los oficiales del gobierno que están supervisando esta acción. Muchos se sienten divididos entre obedecer las órdenes del gobierno y el deseo de mostrar clemencia.
  • Intercede por nuestros hermanos ex musulmanes, para que ellos permanezcan perseverantes y con los corazones libres de amargura.
  • Pide a Dios para que ellos superen esas circunstancias para que logren responder en amor y que se ministren unos a otros en tiempos de necesidad.
  • Ora también para que los vecinos musulmanes sean tocados y atraídos hacia el evangelio por medio del testimonio de todos los cristianos en la región.