Niños y adolescentes tienen sus vidas cambiadas por la persecución

Traumas por motivos económicos, sociales y religiosos alcanzan las edades más pequeñas y son capaces de comprometer esperanzas para toda la vida
Niños y adolescentes tienen sus vidas cambiadas por la persecución Incluso tan jóvenes, las hermanas Reachel y Emma son reflejo de la persecución a los cristianos en Kenia

Hace cuatro años, en Kenia, por ejemplo, 143 jóvenes estudiantes fueron asesinados por hombres armados del Al-Shabaab por su fe cristiana. Cuatro estudiantes más murieron después de que llegaron las fuerzas armadas. El incidente se convirtió en el ataque terrorista más mortífero en Kenia desde los atentados de la Embajada de Estados Unidos en Nairobi en 1998.

La Universidad de Garissa, en el noreste de Kenia, cerca de la frontera con Somalia, es la única universidad en la región. Después del ataque, la organización fue cerrada, pero activistas locales hicieron campañas para su reapertura. Nueve meses después del atentado, Garissa volvió a la actividad y un estudiante escribió: "Al Shabaab matará nuestros cuerpos, pero nunca matará nuestro espíritu, nosotros nos reconstruiremos y reabriremos como si nada hubiera pasado".

Sin embargo, una sobreviviente del ataque no fue capaz de volver a la universidad reabierta. Reachel Ginkonyo fue abaleada mientras estaba en un círculo, de la mano de sus compañeros en oración. Ella recuerda: "Aquellos hombres golpearon a la puerta y comenzaron a disparar por todas partes. La gente estaba gritando y llorando ... ".

Los militantes continuaron disparando, y siete alcanzaron a Reachel, incluso cuando ella ya estaba caída en el suelo. Ella permaneció consciente todo el tiempo. De los 22 estudiantes presentes en la reunión de oración matinal, sólo 8 sobrevivieron. Las fuerzas kenianas solo llegaron alrededor de las 10 de la mañana, pero el ataque se inició a las cinco y media.

 ¿Cómo está hoy la vida de Reachel?

El principal motivo por el cual Reachel no pudo regresar al campus de Garissa, es porque las balas atravesaron su médula ósea y las astillas entraron en su torrente sanguíneo. Esta situación la dejó con heridas que significaron múltiples operaciones y que la llevaron a una silla de ruedas. Así, una de las universidades de Nairobi es mejor equipada para recibirla.

Como si el trauma físico y psicológico y las lesiones que cambiaron la vida no fueran suficientes, Reachel y sus cuatro hermanos más jóvenes perdieron la madre un poco después, en la Navidad de 2015. Tras la muerte de su madre, muchos amigos y vecinos se unieron para recaudar fondos para que viajara a un especialista en lesiones en la columna vertebral, en India, por dos meses, de febrero a abril de 2016.

Hoy, Reachel se establece en los dormitorios de la Universidad de Nairobi y su hermana menor, Emma, la auxilia. "Estoy muy contenta porque mi hermana ahora vive en el albergue estudiantil conmigo. Puedo hacer todo en mi silla de ruedas: lavar la ropa, hacer compras y cocinar, pero Emma me ayuda y me apoya", destaca.

 ¿Y ahora?

Ante las realidades como la de Reachel, solo el amor de Dios puede restaurar los corazones de los niños y adolescentes perseguidos. Como muchos de ellos pierden el derecho de estudiar, soñar y jugar, Puertas Abiertas realiza proyectos que transforman el escenario y ofrece una nueva esperanza a los pequeños ¡Involúcrate y dona!

Peticiones de oración

  • Ora por los niños y adolescentes que necesitan madurar desde muy temprano, ante la dura realidad económica, social y religiosa.
  • Intercede por la vida de Reachel, Emma y sus familiares, que viven momentos de adaptaciones post-trauma, en Kenia.
  • Pídele a Dios que los niños, en todo el mundo, sean alcanzados por el amor del Señor.

Lee más
Cuando es imposible olvidar
La historia de Fred