Los nuevos sueños de Noeh

Después que el Estado Islámico dejó al país, varias familias cristianas volvieron a sus vecindades, que aún necesitan ser reconstruidas
Los nuevos sueños de Noeh Noeh ahora tiene nuevos sueños en su nueva vida en Irak

Noeh camina orgulloso por las calles de Karamles. El adolescente de 13 años saluda a sus amigos, parientes y vecinos con una sonrisa en la cara. Él dice: "Yo soy feliz aquí. Me encanta mi Karamles. La vida de Noeh está volviendo a la normalidad. Él vive con la familia en su propia casa y ha regresado la escuela. Durante la clase de Educación Física, Noeh corre y juega fútbol con los amigos, conversando y riendo con ellos. Noeh está en el último año de la secundaria.

En casa, la madre mira a su hijo adolescente y se ríe. Almas, madre de Noeh, habla sobre la rutina diaria de su hijo: "Él es un chico muy activo. Despierta a las 6h para ir a la iglesia con su padre, que es diácono. Entonces vuelve a tomar el desayuno en casa y luego va a la escuela. Hace la tarea cuando regresa a casa. Durante la noche, participa en el programa de jóvenes de la iglesia y, en otras noches, va a jugar fútbol con los amigos ". Noeh, como cualquier otro chico de su edad, es apasionado por ver los juegos de su equipo favorito en Youtube. Él dice: "Barcelona es mi equipo preferido entre todos".

En agosto de 2014, cuando el Estado Islámico invadió la Llanura de Nínive, la familia de Noeh fue desplazada a Erbil, como otros miles de cristianos de pueblos y ciudades de la región. Ellos se quedaron allí durante tres años. Sólo en agosto de 2017 pudieron regresar a su pueblo. La familia del adolescente encontró la casa completamente quemada por el EI. Noeh y la familia lograron regresar a su casa en 2018. "El comité de la iglesia reconstruyó nuestra casa quemada. Estamos muy agradecidos a ustedes - con su apoyo pudimos volver a nuestra casa ", dijo Haithem, padre de Noeh.

Participa en la reconstrucción de Irak

Tu apoyo ayudó a muchas familias sin hogar con comida, ropa, tiendas y otras actividades mientras estuvieron desplazados. Después de la retirada del Estado Islámico, un retorno a las villas fue posible. Hemos restaurado 40 casas pertenecientes a familias cristianas en Karamles. Esto fue hecho por medio del comité de una iglesia local. Otros donantes ayudaron a financiar la restauración de otras casas en la aldea. Un total de 329 familias volvieron a Karamles a finales de 2018. En toda la Llanura de Nínive, se restauraron 1274 casas (hasta finales de 2018). En total, más de 8.300 familias cristianas pudieron regresar a la región. Al donar para ese proyecto, posibilitas la reconstrucción de otras casas e iglesias en Irak.