Las personas viven con miedo en el estado de Plateau, en Nigeria

Además de muertes, el ataque en Jos también causó destrucción de iglesias y propiedades
Las personas viven con miedo en el estado de Plateau, en Nigeria Bajo constantes ataques, los cristianos nigerianos necesitan nuestras oraciones

En esta semana, empezaste a conocer la historia de Blessing Kogi, de Nigeria, que tuvo a diez miembros de la familia asesinados en su frente durante un ataque. Ella se está recuperando de los disparos que ha sufrido, pero dice todavía estar traumatizada y cree que los agresores cumplían la misión de matar, pero no entiende por qué su familia fue el blanco. Ella dijo que nadie de la policía o del ejército vino a ayudarles, a pesar de que el barrio queda a lo largo de la carretera del cuartel militar de Rukuba.

También dijo que dos días antes del ataque notó la presencia de extraños en el barrio. Eran fulanis que dijeron estar buscando a un hijo que se había perdido. Después de buscar por unas horas, se fueron, alegando que habían visto el cuerpo del niño. Pero nadie en la región supo nada sobre la muerte de un niño y los fulanis no informaron al líder de la comunidad sobre lo ocurrido.

De acuerdo con fuentes locales, decenas de personas perdieron la vida entre el 27 y el 30 de septiembre en varios actos de violencia por toda la ciudad de Jos. Varias propiedades saqueadas o destruidas. "Muchas vidas se perdieron. También varias propiedades, incluso iglesias. Muchos se desplazaron. "La gente está viviendo en miedo, porque no saben cuándo la muerte y la destrucción van a visitar a su comunidad", dijo el líder cristiano Soja Bewarang, presidente de la Asociación Cristiana de Nigeria en el estado de Plateau.

En respuesta al ataque y posterior agitación, el gobierno del estado impuso una alarma del anochecer al amanecer. Sin embargo, Blessing relata que el padre (que estaba trabajando en el momento del incidente) está desolado con la muerte de su esposa y otros miembros de la familia. "Mi papá necesita oración, porque desde el ataque está confuso, no logra hablar, no come nada ... Y no sé qué hacer", lamenta. Ora por Blessing, por su padre y por su prima, los tres sobrevivientes de la familia Kogi. Ora para que el consuelo del Señor esté sobre ellos y todos enlutados debido al ataque en Rukuba.