La larga espera de los padres de Leah Sharibu por libertad

La familia Sharibu invita a los cristianos de todo el mundo para que apelen al presidente de Nigeria por la libertad de su hija
La larga espera de los padres de Leah Sharibu por libertad La familia de Leah ganó nuevas esperanzas tras la liberación de la grabación del audio

La adolescente cristiana, Leah Sharibu, continúa en cautiverio, bajo el poder del Boko Haram hace más de seis meses. En una conversación telefónica, sus padres nos contaron cómo reaccionaron al audio de 35 segundos, enviado como prueba de vida de Leah, publicado recientemente. "Cuando oí la voz de mi hija y vi su foto sentada con un hijab (velo musulmán), empecé a llorar, diciendo 'Oh Dios, mira a mi pequeña Leah, ella fue forzada a usar el hijab. Señor, tráela de vuelta a mí, de vuelta para casa ", dijo la madre de la niña. Después de algunos momentos, las lágrimas dieron lugar a canciones de alabanza al Señor.

Oír esta grabación significó un gran dolor para la familia, pero también fue una forma de renovar su esperanza. "Creo que la libertad de mi hija está cerca", completa la madre. Leah es la única de las 110 niñas secuestradas que aún se mantiene en cautiverio por el Boko Haram. A pesar del tiempo que ha pasado, lo que nos alienta es saber que cristianos de todo el mundo están orando por Leah. Su madre testificó: "Cada vez que me siento desanimada, Dios envía a alguien para que me visite o recibo una llamada y esto me alienta. Cuando recuerdo que cristianos alrededor de todo el mundo están orando por Leah, eso me da las fuerzas para proseguir.

El padre de la niña concluye: "Creo que Leah está viva hoy por causa de las oraciones de los cristianos. Quiero convocar a todos mis hermanos en Cristo, en todo el mundo, para que levanten su voz y clamen para que nuestro presidente traiga a mi Leah de vuelta. Así como ella apeló en la grabación de su audio, le pido lo mismo.

Lee más
Grupos extremistas son responsables por asesinatos en Nigeria
Los quince años de Leah
Cristiana secuestrada consigue huir, pero es recapturada