La ayuda del gobierno no llega a víctimas de desastres en Indonesia

Los suministros no se distribuyen y están almacenados en la oficina militar regional
La ayuda del gobierno no llega a víctimas de desastres en Indonesia Cristianos se reúnen en tiendas donadas por Puertas Abiertas tras la iglesia ser destruida por terremoto

Tres semanas después del terremoto y tsunami que azotó a las ciudades de Palu y Donggala, en la isla de Silawesi, Indonesia, la mayoría de las víctimas aún tenían dificultades para recibir ayuda de emergencia del gobierno. De acuerdo con colaboradores de Puertas Abiertas en el país, los suministros están almacenados en la oficina militar regional (KOREM). Víctimas dijeron que tienen que ir a la oficina y mostrar el documento de identidad para recibir la ayuda, pero necesitan transporte para llegar allí. El problema es que tienen que quedarse en una fila por horas para obtener combustible.

Los funcionarios de KOREM dijeron que no recibieron ninguna orientación para distribuir la ayuda. El vicepresidente, Yusuf Kalla, aseguró que el rescate seguirá: "No hay necesidad de preocuparse por los suministros, sólo necesitamos organizar la distribución", dijo. Sólo el 20% de las subestaciones de energía eléctrica dañadas fueron reparadas, entonces la población de las zonas afectadas tuvo que apelar a generadores de energía portátiles.

Nuestro equipo ha encontrado un grupo de cristianos entre las víctimas del terremoto e informan que una de las zonas más devastadas tiene una población cristiana. "Percibimos que esa parte fue descuidada. Las víctimas no recibieron ninguna ayuda y todavía hay cuerpos a ser removidos de las casas que se derrumbaron ", dijeron. El equipo distribuyó cabañas, mantas y colchonetas para nueve iglesias en la región de las montañas Kulawi, a unos 50 km de Palu. Cada iglesia está formada por 50 a 70 familias. También se distribuyeron 250 paquetes de comida.

Peticiones de oración

  • Ore para que las provisiones lleguen a los desamparados y de forma especial a los cristianos, que son descuidados en la distribución de ayuda.
  • Intercede para que Dios guarde a la salud de las víctimas en ese tiempo sin agua, remedios y abrigo.
  • Clama para que la presencia del Señor los conforte en los días venideros, ya que es común que adultos y niños tengan trastorno de estrés post-trauma.
  • Pídele a Dios para que más equipos de ayuda se involucren en la ayuda. También ora por aquellos que ya se están movilizando.