"Gracias por hacerme creer que los ángeles existen”

Muchas veces, la persecución cristiana llega en oleadas. En lugares como Nigeria, los cristianos son blancos constantes de múltiples grupos extremistas islámicos.
"Gracias por hacerme creer que los ángeles existen” Los cristianos perseguidos en Nigeria han sido alentados gracias a tus donaciones

Este es el caso de 100 familias cristianas que ahora han sido atacadas y atacadas repetidamente, primero por el Boko Haram hace tres años en la ciudad de Maiduguri. En ese momento, las familias huyeron de la ciudad a un campamento para personas internamente desplazadas en el estado de Nasarawa. Durante los últimos tres años desde el brutal ataque, estas familias lograron comenzar su vida nuevamente mientras construían casas e iglesias.

Pero la persecución los siguió de nuevo. En enero de 2018, los militantes Fulani asaltaron su aldea, destruyendo hogares y 13 iglesias, incluso los instrumentos musicales de la iglesia.

Una vez más, huyeron.

Esta vez, establecieron un campamento improvisado en Abaji, Abuja, a unas seis millas de la carretera principal. La vida en esta nueva ubicación tiene numerosos desafíos. A veces, se siente como si Dios se hubiera olvidado de ellos. Una vez más, cada familia ha comenzado literalmente desde la nada. Todas sus pertenencias fueron robadas en el ataque. Cada día, los adultos y los jóvenes con edad suficiente para trabajar caminan las seis millas hacia y desde la ciudad para hacer trabajos de baja categoría con poco salario. El dinero que reciben se utiliza para comprar alimentos para sus familias.

Cerca de 50 de las familias se han refugiado en una iglesia local allí. La iglesia tenía solo siete colchones, entregados a mujeres y niños. Cada noche durante los últimos ocho meses, los hombres han dormido en bancos de madera.

Aquí es donde los equipos de Puertas Abiertas encontraron estas familias. Hicimos una visita inicial para alentar y orar con ellos, entregando apoyo en efectivo para su alimentación.

Una joven viuda, llamada Azumi, extendió sus manos hacia el cielo y dijo:

“Gracias por hacerme creer que los ángeles existen y que Dios en verdad es el esposo de la viuda y el padre del huérfano. Este es el Dios que me dijo en Su Palabra: "Nunca te dejaré ni te desampararé".
(Esta historia continuará…)

Lee más
La realidad de la persecución en Nigeria
La responsabilidad de los grupos extremistas con los asesinatos en Nigeria
Cristianos son apoyados en Nigeria