Gobierno de Myanmar no logra dar continuidad a un proceso de paz

Las minorías étnicas serían las mayores beneficiadas, pero ante tantos desafíos, esto parece no tener más prioridad
Gobierno de Myanmar no logra dar continuidad a un proceso de paz Los cristianos de Myanmar no tienen mucha expectativa en cuanto al proceso de paz en el país (foto representativa)

Lentamente, el gobierno de Myanmar ha perdido su camino. La paz y la reconciliación con las minorías étnicas e insurgencias parecen más distantes que nunca, como comentó la página web The Irrawaddy. Se hizo la afirmación porque, cuando la Liga Nacional por la Democracia, bajo el mando de Aung San Suu Kyi, fue elegida al gobierno en 2015, había mucha esperanza en el país que un verdadero proceso de reconciliación pudiera comenzar.

La comunidad internacional también comparte altas esperanzas. Hoy, sin embargo, no sólo el proceso de paz política (llamado Panglong) es un punto muerto, sino que, el gobierno también se enfrenta aotra serie de desafíos al mismo tiempo.

Entre ellos, la minoría musulmana Rohingya está desamparada; un nuevo grupo insurgente budista, llamado Arakam Army, apareció en el estado de Arracão; las manifestaciones surgieron en cuanto a la construcción de estatuas representando al general Aung San en los estados de Mon, Kachin, Chin y Kayah. Este último se ha vuelto aún peor una vez que las fuerzas de seguridad del gobierno reaccionaron fuertemente, mostrando a las minorías étnicas que todo el proceso de paz puede terminar por ser sofocado por el nacionalismo birmano.

La paz, sin hablar del federalismo, puede haber sido, al final de todo, sólo una ilusión. Las minorías étnicas cristianas también se ven afectadas por todo esto. Un ejemplo es que radicales budistas alegan que las ONGs perturban la paz y arriesgan inflamar tensiones políticas cuando proveen de comida y alivio para las minorías étnicas.

Peticiones de oración

  • Ora en favor de Myanmar, para que el proceso de paz entre las minorías pueda tener continuidad.
  • Intercede por los cristianos en el país, para que el Señor provea todo el recurso