Estudiantes cristianos son presionados a renunciar a su fe

Los profesores y los estudiantes no tienen permiso para hablar de su fe y se están controlando los lugares de reuniones cristianas
Estudiantes cristianos son presionados a renunciar a su fe Chino orando junto a su comunidad (Imagen Representativa)

La página web sobre libertad religiosa y derechos humanos Bitter Winter relató que autoridades municipales de una ciudad en la provincia de Hebei, en el norte de China, recibieron instrucciones sobre cómo lidiar con estudiantes y profesores que expresan sus creencias religiosas.

Los profesores y estudiantes extranjeros no tienen permiso para predicar o promover la religión, y los estudiantes locales están prohibidos hablar con otros sobre su religión o incluirlos en actividades religiosas, de acuerdo con un documento interno visto por el sitio de noticias. En la provincia de Shandong, este de China, los estudiantes fueron informados por las autoridades escolares para que renunciaran a su fe.

Una alumna contó a Bitter Winter que fue informada de que, si ella mantuviera su fe cristiana, no recibiría su diploma. Otra estudiante que estudia en una universidad de medicina, dijo que fue cuestionada y presionada a renunciar a su fe. Además, le dijeron que ella podría ser llamada para tener una "conversación sobre ideología" en breve.

Grupos de estudiantes cristianos también son objeto de las nuevas regulaciones, relata Bitter Winter.

Recientemente, las autoridades cerraron un lugar de encuentro de estudiantes de una escuela en el distrito de Zhoucun, en la ciudad de Zibo, y estudiantes de Haidu College, en Shandong, también fueron advertidos de dejar de participar en reuniones cristianas, según informó el sitio.

La presión sobre los cristianos de China viene aumentando desde la introducción de nuevas regulaciones religiosas en febrero, que incluyó la prohibición de menores de 18 años de asistir a la iglesia o recibir cualquier tipo de educación religiosa. Cientos de líderes cristianos firmaron una carta pública en agosto, pidiendo al gobierno que pare con sus "acciones violentas" contra los cristianos, incluyendo forzar a las iglesias a unirse a organizaciones religiosas controladas por el gobierno.

Lee más
Escucha el clamor de los cristianos en China
Un ‘centro de reeducación’ para los cristianos en China
La posición 43