"Dios ha provisto hoy"

Recientemente, los equipos de Puertas Abiertas regresaron por segunda vez a Nigeria con más ayuda
"Dios ha provisto hoy"


100 familias recibieron un paquete de ayuda con una bolsa de maíz, bolsas de arroz y frijoles, dinero en efectivo para el alquiler y cuotas escolares para niños. Los pastores entre ellos recibieron libros de estudio para ayudarles en su ministerio.El pastor Gwatana ofreció su gratitud a la comunidad de Puertas Abiertas para que Dios les usara para alentar a los creyentes perseguidos. Él está alojando y alimentando a muchas de las familias de refugiados. "Dios les envió a ustedes en un momento como este para traer alivio a mí y a mis dependientes", dijo. "He orado por las bendiciones interminables de Dios  y por todos los que dieron recursos para ayudarnos. Bendiciones."

La casa del pastor Moisés y todo lo que había en ella se quemó hasta el suelo. Él está "especialmente" agradecido por los libros que recibió. “Ahora puedo estudiar mis libros para prepararme para los sermones. He estado pensando y orando por la intervención de Dios, y en el momento señalado, él nos envió a Puertas Abiertas. ¡Que el Señor les bendiga abundantemente!

Otro líder de la iglesia, el pastor Yohanna, nos recuerda el mandato de Jesús de cuidar de su pueblo. “Cuando Jesús le preguntó a Simón: '¿Me amas?' Y Simón dijo: 'Sí, Señor, te amo', Jesús le dio esta instrucción: 'Alimenta a mis ovejas'. Has demostrado tu amor genuino por Cristo al alimentarnos. El trabajo que han hecho por Cristo nunca será en vano ".

Mercy Daniel, una adolescente de 15 años, también desplazada por causa de los ataques, comparte cómo ha sido la vida desde enero y cómo el apoyo que ha brindado marcará una diferencia en la vida de su familia. Sus palabras nos recuerdan que muchas veces la pobreza también conlleva una pérdida de dignidad.

“Gracias a los creyentes de todo el mundo por ayudar a mi pobre madre viuda. No había dinero para llevarnos a la escuela, no había comida para comer y no había casa para quedarse ... Cada día que nos levantamos, tenemos que ir a trabajar para obtener dinero para comer. Pero hoy, podremos comer buena comida sin tener que mendigar a las personas que nos rodean. Gracias también por la Biblia ilustrada. Me ayudará a entender más las historias ".

Lami Umru, una viuda, nos recuerda que una de las mejores maneras de amar a una madre es amar a sus hijos. “No solo pusieron comida en mi mesa, sino que también ayudaron a mis hijos con dinero para sus gastos escolares. No sé cuál es la mejor manera de decir gracias. He estado durmiendo con mis hijos en el piso de esta iglesia porque no tengo dinero para alquilar. Dios ha provisto hoy más que suficiente para mí. Que Dios te bendiga y te guarde de cualquier daño ".

Cada vez que apoyas a la Iglesia perseguida, les das a los creyentes el ánimo y el sustento para ser la Iglesia en lugares como Nigeria. Cristianos como los pastores Gwatana, Moses y Yohanna, y viudas como Lami y Azumi, así como jóvenes como Mercy, que están construyendo la iglesia dondequiera que vayan, frente a las pruebas, la adversidad y los ataques repetidos.

Con tu donación, tú ofreces a nuestros hermanos la seguridad de la promesa de Jesús de no dejarnos ni abandonarnos.