¡Dios es Bueno!

Tomó luego Samuel una piedra (...) y le puso por nombre Eben-ha-Ézer, diciendo: Hasta aquí nos ayudó Jehová. (1 Samuel 7.12)
¡Dios es Bueno! Niños de comunidad mexicana agradecen al apoyo que les hemos brindado. Tú eres parte de esta historia

Agradecer es reconocer que no somos autosuficientes - necesitamos a nuestro prójimo. Agradecer a Dios es reconocer nuestra dependencia de Él y su bondad hacia nosotros. Si lo pensamos bien, hay mucho que agradecer.

Piensa en cuántos motivos de gratitud tienes sobre 2018. ¿Puedes imaginar algún motivo de gratitud de los cristianos en Corea del Norte, donde son extremadamente perseguidos por creer en el único Dios vivo y verdadero?

Aunque para nosotros no haya aparentemente ninguna cosa por la cual agradecer en esta situación, nuestros hermanos son agradecidos y lo expresan:


"Alabamos y adoramos a nuestro Dios, que nos protege. Nosotros somos la niña de sus ojos y recibimos abundantes bendiciones celestiales. Agradecemos a Dios que derrama su amor para que nuestros cristianos puedan correr la sagrada carrera hacia el reino de nuestro Dios. También agradezco a todos los que se preocupan por el amor de Cristo. Sabemos que ustedes derraman bendiciones físicas y espirituales sobre nosotros. Sepan que cualquier cosa pequeña o grande que ustedes hacen por nosotros es como una bella canción a los oídos de nuestro Señor. Deseamos que nuestra próxima generación en Cristo continúe lo que ustedes comenzaron por nosotros ".


Dios escucha nuestras oraciones. Que, como el profeta Samuel y el pueblo de Israel y como nuestros hermanos norcoreanos, sepamos siempre agradecer cuando recibimos su respuesta. "y clamó Samuel a Jehová por Israel, y Jehová le oyó" (1 Samuel 7.9). Con su poder, el Señor destruyó a los enemigos de su pueblo. Él es el ayudante de su iglesia y jamás la abandona.

Junto a nuestros hermanos perseguidos, miramos para 2018 y decimos con alegría, así como Samuel: "Hasta aquí nos ayudó el Señor".