República Socialista de Vietnam

República Socialista de Vietnam

  • Capital: Hanoi
  • Región: Sureste Asiático
  • Líder: Tran Dai Quang
  • Gobierno: República Socialista
  • Religión: Budismo
  • Idioma: Vietnamita
  • Puntuación: 69
  • Fuente de Persecución: Opresión Comunista

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MILLONES

Los comunistas consideran a la Iglesia como un grupo peligroso fácilmente capaz de movilizar a las masas de personas. Los modernizadores quisieran ver los principios de "doi moi" (introducido al menos parcialmente privada para instigar el crecimiento) traducidos a varias partes de la vida y de la política nacionales. Por supuesto, nadie se atreve a dudar abiertamente del dominio del Partido Comunista, pero este grupo quisiera ver una nueva apertura del país. Además de conservadores y modernizadores, un tercer grupo simplemente acepta el status quo y está ansioso de extorsionar el máximo del desarrollo económico para sus propios propósitos. Los cristianos u otras minorías que entran en su camino enfrentarán el tratamiento arbitrario o incluso la persecución definitiva.

La protección del gobierno comunista es el primer y más importante objetivo que fue aclarado una vez más por la revisión del código penal publicado el 20 de junio del 2017, exigiendo que todos los abogados informen a las autoridades si sus clientes amenazan la seguridad nacional. Todo y todos deben someterse a la supervivencia del Partido Comunista y su ideología, por lo que las autoridades seguirán observando a los cristianos con sospechas y, si lo juzgan necesarias, actúan contra ellos.

En los últimos años, el gobierno comunista viene reforzando los controles sobre la libertad de expresión, asociación y culto. La censura de los medios está aumentando, especialmente en Internet.

Nuevos convertidos para algunas comunidades protestantes enfrentan discriminación, intimidación y presión para renunciar a su fe. Individuos (incluyendo líderes y activistas católicos) continúan presos o detenidos por actividades religiosas.
Los cristianos no pueden imprimir sus propias Biblias en Vietnam, especialmente no en las lenguas minoritarias; una notable excepción es la Biblia infantil muy querida y distribuida entre las familias vietnamitas. Especialmente nuevos convertidos y los cristianos en áreas remotas aprecian sus historias fáciles de entender.

Muchos cristianos no poseen conocimientos bíblicos fundamentales, haciéndolos vulnerables a falsas enseñanzas. Muchos líderes de la iglesia ven este desarrollo como más amenazador que la misma persecución.

Vietnam se convirtió en un estado unificado al final de la Guerra del Vietnam en el 1975 y permaneció uno de los pocos estados comunistas restantes hasta hoy. Todo el poder reside en el Partido Comunista y desde el año 2010 el ejecutivo y los decisores del Politburó (unión de varios partidos) comenzaron a dialogar con la Asamblea Nacional, que fue elegida, pero no en condiciones libres y justas. Debido a la gran población y posición geográfica de Vietnam, la economía se está desarrollando rápidamente. El desarrollo político es lento en comparación con el económico.

Más importante que la Asamblea Nacional son las decisiones que el Partido tomará en el futuro. Vietnam determinó un nuevo liderazgo en enero del 2016 durante su 12º Congreso del Partido, dejando el cargo más importante e influyente del Secretario General sin cambios. Este fue un claro signo de continuidad y, por lo tanto, es de esperar que el enfoque económico comparativamente liberal del gobierno se mantenga en un límite por riguroso control político. Los derechos civiles o la libertad de religión todavía serán evasivos y aún no está claro si el nuevo liderazgo buscará relaciones más estrechas con China de nuevo o fortalecerá los vínculos más recientes con Estados Unidos.

Una "estrella creciente" en el Partido Comunista fue sorprendentemente rebajada por la corrupción en mayo del 2017, mostrando que el Partido combatirá cualquier peligro percibido.

De acuerdo con observador político, tres grupos pueden ser distinguidos en la política vietnamita: conservadores de régimen, modernizadores y aquellos que sólo buscan ganancia. Estos bloques clave existen dentro del Partido en el poder, dentro de las estructuras del estado del Partido, así como dentro de la sociedad y del sistema económico. Los líderes del Partido reconocen regularmente que la corrupción y el abuso de poder desenfado llevaron a Vietnam al retroceso. Los ciudadanos generalmente se quejan de corrupción oficial, ineficiencia gubernamental y procedimientos burocráticos opacos. Los medios vietnamitas han desempeñado un papel prominente en la exposición de escándalos de corrupción.

Una vez que el país no posee grupos de la sociedad civil capaces de actuar como guardianes, la exposición de la corrupción y del abuso por funcionarios ha estado en gran parte en manos de un pequeño número de periodistas. Las autoridades actúan muy duramente contra todas las desviaciones de la línea del partido. Esto significa que los derechos humanos o activistas ambientales -muchos de ellos cristianos- a menudo tienen que enfrentarse al acoso, palizas, prisión y condena. En junio del 2017, un activista cristiano fue hasta expulsado y exiliado en Francia, a pesar de ser ciudadano vietnamita.

Un desafío adicional es la creciente tensión con el gran vecino de Vietnam, China. El principal obstáculo son las acciones de China en el Mar de China Meridional. China está básicamente reivindicando este territorio como su posesión, descuidando todas las reivindicaciones que otros estados pueden tener, algunos de los cuales son apoyados por el derecho internacional. China no sólo atacó buques vietnamitas en aguas que reivindica, también comenzó a construir estructuras militares en arrecifes y rocas para sostener su reivindicación. Esto llevó a reacciones violentas contra las empresas chinas en Vietnam y después de una decisión internacional rechazando la reivindicación de China, Vietnam habría comenzado a implantar modernos misiles de corto alcance en sus islotes en el Mar de la China Meridional, capaces de llegar a los islotes chinos. Esta es otra señal del enfriamiento general de las relaciones con China, mientras que la relación con el ex enemigo de Estados Unidos se calentó, llevando a una visita del presidente de Estados Unidos, Obama, en mayo del 2016.

Con las minorías étnicas que componen entre el 13% y el 16,5% de la población, dependiendo de la fuente, Vietnam es una de las sociedades más étnicamente heterogéneas de la región Asia-Pacífico. La ideología comunista logró sofocar muchas diferencias étnicas, religiosas y sociales, pero esas diferencias surgieron nuevamente y encontraron su expresión predominantemente en protestas locales. Los movimientos de protesta cívica son en su mayoría limitados a nivel local, se organizan espontáneamente y se dirigen contra la discriminación socioeconómica étnica y general, pero todavía no han sido capaces de desafiar el régimen político. Por supuesto, eso no significa que el gobierno no se siente desafiado, especialmente porque algunos grupos tribales todavía están buscando crear su propio estado autónomo.

Se estima que dos tercios de todos los protestantes son miembros de minorías étnicas, incluyendo grupos minoritarios en las Tierras Altas del Noreste (H'mong, Dzao, tailandés y otros) y en las Tierras Altas Centrales (Ede, Jarai, Sedang y M ' entre otros). En un discurso en febrero de 2012, resumiendo los objetivos de la política religiosa del gobierno, el viceprimer ministro Nguyen Xuan Phuc alentó un monitoreo más fuerte en asuntos relacionados con la tierra y los derechos de propiedad y pidió la continuación del control del gobierno sobre el protestantismo para limitar su crecimiento extraordinario.

En general, el viceprimer ministro enfatizó la necesidad de evitar que los "puntos calientes" religiosos formen y contradigan las "fuerzas enemigas" que usan la religión para "destruir nuestra nación". Esas contramedidas pueden involucrar el uso de la violencia, sea explícitamente por ataques policiales o, implícitamente, por silencio contra comunidades y lugares religiosos (incluyendo el uso de criminales contratados). Aunque la nueva ley sobre religión, prevista para vigorar el 1 de enero del 2018, pueda traer algunas mejoras, aún no se sabe cómo será implementada. Como el objetivo predominante de las autoridades comunistas es mantener a todos los grupos y organizaciones bajo control para preservar su poder, no se puede esperar ningún gran cambio. Que incluso los obispos católicos criticaron públicamente la ley con frecuencia, la última ocasión en junio del 2017, tampoco es una señal de esperanza. Organizar iglesias cristianas y registrarlas será por lo menos tan complicado cuanto ahora y testigo de la fe cristiana seguirá siendo peligroso.
 

El cristianismo llegó a Vietnam en los siglos 16 y 17 y fue introducido por los comerciantes holandeses y portugueses. Cuando Francia se convirtió en el poder colonial de Indochina (1859 - 1954), misioneros franceses llegaron a fortalecer a la Iglesia Católica Romana, que todavía está representada de forma prominente por grandes catedrales en las principales ciudades. El protestantismo llegó en el 1911 con la llegada de la Alianza Cristiana y Misionera y fue posteriormente fortalecido por varios misioneros occidentales. Algunas iglesias de Montagnard fueron fundadas durante la Guerra de Vietnam por transmisiones de radio.

De acuerdo con la World Christian Database (WCD), muchos protestantes pertenecen a las minorías étnicas, siendo los más prominentes entre ellos el pueblo Hmong, que luchó en la Guerra de Vietnam contra las fuerzas comunistas. Todavía hay una percepción generalizada hoy de que el cristianismo es una religión extranjera, a saber, francés si católico, y americano, cuando es protestante.
 

La afiliación religiosa de los ciudadanos de Vietnam es una cuestión de gran debate. Considerando que World Christian Database dice que casi la mitad de la población sigue el budismo y sólo el 10% de las religiones étnicas, el último censo oficial del 2009 ha descubierto que las religiones étnicas son seguidas por más del 44% y el budismo en más del 38%. De acuerdo con Wikipedia y el Reino Unido Home Office en 2014, sólo cerca del 12% de la población de Vietnam se identificó como budistas y más del 73% siguen religiones étnicas o ninguna religión.

En cualquier caso, los cristianos son tolerados siempre que no estén desafiando el orden existente y no se perciban como una amenaza. Como muchos de los cristianos protestantes pertenecen a minorías étnicas, que históricamente lucharon por el lado americano en la guerra de Vietnam, son fácilmente considerados como fabricantes de problemas. En menor medida, esto también es cierto para el grupo mucho mayor de cristianos católicos, ya que ellos tienen un aspecto colonial y son vistos como conectados a una potencia extranjera, el Vaticano. Así, los cristianos están siempre en el radar de las autoridades locales o nacionales.

De acuerdo con el último censo en el 1999, cerca del 80% de la población se decía no religiosa. En realidad, es probable que al menos el 50% de la población viva de acuerdo con reglas y ritos budistas. Mientras los protestantes constituyen la minoría entre los cristianos, ellos son particularmente difundidos entre las minorías étnicas. El protestantismo es especialmente fuerte entre los Montagnards, aunque no todos los Montagnards son cristianos. De acuerdo con las estimaciones realizadas para un "Perfil Cultural" de los Montagnards en la región montañosa de Vietnam, entre 230 mil y 400 mil Montagnards son protestantes y entre 150 mil y 200 mil son católicos.

• Ora por el sistema de gobierno (comunista) en Vietnam, que, a pesar de ser un sistema tan cerrado, pueda permitir que los cristianos se reúnan y sigan siendo sal y luz en esta nación. 

• Pide que la Iglesia de Cristo, aunque dispersa y silenciosa, pueda crecer y ser fortalecida en el amor de Dios. 

• Clama por la libertad de religión y culto en este país.