República de la Unión de Myanmar (o Birmania)

República de la Unión de Myanmar (o Birmania)

  • Capital: Nay Pyi Taw
  • Región: Sureste Asiático
  • Líder: Htin Kyaw
  • Gobierno: República parlamentaria
  • Religión: Budismo
  • Idioma: Birmano y dialectos
  • Puntuación: 65
  • Fuente de Persecución: Nacionalismo religioso

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MILLONES

Considerando que Myanmar fue el escenario de muchas noticias positivas en los últimos años, parece que el buen tiempo ha terminado. La comunidad internacional se concentra ahora en la situación de la minoría musulmana rohingya, que está realmente mal. Lo que los medios de comunicación mundiales tienden a ignorar son los intensos combates en áreas predominantemente cristianas, como Kachin y el norte del estado de Shan. Los cristianos son asesinados, detenidos y forzados a huir para vivir en circunstancias terribles con decenas de miles en campos de refugiados. Como el acceso a estas regiones es muy limitado, la situación es ampliamente ignorada, excepto por una reciente visita del presidente del Comité Internacional de la Sociedad de la Cruz Roja, Peter Maurer, en marzo de 2017. Sin embargo, es improbable cualquier mejora a corto plazo.

Notas sobre la situación actual
• La mayoría de los cristianos son extremadamente pobres, especialmente en las zonas rurales. Muchos son analfabetos o semi alfabetizados, no calificados y viven en condiciones miserables. Esto ocurre debido al abandono del gobierno en relación a las necesidades de desarrollo social de las personas, especialmente de los cristianos.

• Gran parte de los nacidos en familia cristiana puede esperar una vida de pobreza, discriminación y opresión. Los cristianos perseguidos suelen vivir juntos, de modo que su locomoción puede ser monitoreada fácilmente. Ellos son discriminados en oportunidades de educación y empleo, especialmente porque la mayoría pertenecen a las minorías étnicas.

• Entre las muchas personas desplazadas en Myanmar, unos 100.000 cristianos están en campos en Kachin y en el norte de Shan, esperando que las guerras entre el gobierno y los ejércitos de minorías étnicas cesen para que puedan regresar a sus aldeas. Además, más de diez mil están refugiados en campos en China y Tailandia.

• Los pastores y los líderes de la Iglesia Perseguida en el campo difícilmente pueden proveer a sus familias, dada la incapacidad de la iglesia local de proporcionar hasta el mínimo apoyo ministerial y ofrendas.
 

En 1948, Myanmar se independizó de Gran Bretaña. De 1962 a 2011, el país fue gobernado por una junta militar opresiva. Comenzó entonces un proceso gradual de democratización, notablemente visible en las elecciones ganadas por la vencedora del Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, en noviembre de 2015. Sin embargo, mientras el ejército sigue siendo un factor político tan fuerte y tan profundamente involucrado en el comercio legal e ilegal, que afecta principalmente a las áreas de mayoría cristiana, no puede esperarse ningún cambio importante. Aung San Suu Kyi inició una serie de conferencias de paz, las llamadas "Conferencias de Panglong", pero como no incluyeron a todos los grupos de minorías étnicas, la situación no cambió mucho. Parece que las cosas sólo pueden cambiar si el ejército extrae algún tipo de beneficio en reducir su influencia política. Sin embargo, existen problemas suficientes para complicar cualquier solución pacífica: por ejemplo, personas del ejército y algunos insurgentes étnicos están involucrados en el tráfico de drogas y en la explotación de recursos como jade y madera. La construcción de la confianza sigue siendo fundamental, pero será imposible desde que continúen las ofensivas del ejército contra la minoría Kachin, en gran parte cristiana, y los combates en el norte del estado de Shan, desplazando decenas de miles.

Situación política y social reciente
El resultado de las elecciones de noviembre de 2015 levantó muchas esperanzas en el país y en el exterior que la guerra civil más duradera del mundo podría finalmente ser llevada a su fin. Pero después de casi dos años del gobierno, la esperanza está disminuyendo, reflejando la fuerte posición que el ejército mantiene en la política del país. El hecho de tener un cristiano étnico Chin como vicepresidente y un cristiano liderar la Alta Cámara del Parlamento no cambió nada en el terreno.

Aunque las elecciones son importantes y alentadoras, hay que tener en cuenta que el ejército reservó el 25% de los puestos disponibles. Además, las minorías étnicas consisten en varias decenas de grupos que componen más del 30% de la población del país, muchos de ellos siendo cristianos o que contienen grandes grupos cristianos. El gobierno necesita construir confianza con ellos, lo que es un gran desafío después de décadas de guerra. Aung San Suu Kyi, a pesar de todas sus conquistas personales e integridad, es básicamente considerado un miembro de la nobleza del país que no está seriamente interesada en la situación de las minorías étnicas y religiosas.

Myanmar es potencialmente un país rico, pues posee vastos recursos naturales, por ejemplo, en petróleo y gas, pero aún más en madera, oro y jade, que valen miles de millones de dólares. También tiene un enorme potencial en la exportación de energía renovable a través del suministro de energía hidráulica a los países vecinos. Sin embargo, el país enfrenta muchos problemas ambientales y el gobierno irritó a su vecina, China, que paró la construcción de una gran represa en el estado de Kachin.

Las autoridades militares también dominan algunos sectores industriales, como la producción de energía. La explotación maderera también es gestionada por el ejército a través de asociaciones privadas y canales ilícitos. La madera está ubicada principalmente en territorios étnicos y, como la explotación maderera no se ha realizado de forma sostenible, las existencias están disminuyendo. Pero todavía es una importante fuente de ingresos, tanto para el ejército y para los insurgentes étnicos. Jade es otra mercancía que el ejército explota y hay mucho más dinero en él, pues es un negocio multimillonario. Si los asentamientos cristianos están en el camino, ya que pertenecen a las minorías étnicas, ellos simplemente serán perseguidos sin que nadie se preocupe.

Otra fuente ilícita y supuestamente creciente de ingresos es el cultivo de amapola y la exportación de drogas. Myanmar es el segundo mayor productor, quedando detrás de Afganistán, y el ejército y la insurgencia étnica están involucrados en ese negocio. Hay informes que proporcionan pruebas circunstanciales de que el ejército está dirigiendo deliberadamente a minorías étnicas como el Kachin para la adicción a las drogas, especialmente la juventud, para evitar que se unen a los grupos extremistas étnicos, algo que muchos tienden a hacer debido a la falta de perspectiva En el futuro.
 

Los misioneros católicos entraron por primera vez en Myanmar en 1554. Hasta 1613, sin embargo, hubo una presencia permanente de cristianos, con iglesias en Ava, Siria y cerca de trescientos católicos en Rangón. Pero el crecimiento fue tan perturbado por las guerras entre Myanmar y Tailandia en los dos siglos siguientes que una población cristiana con total de cinco mil personas en 1800 cayó a cerca de tres mil en 1832. A medida que el control británico se amplió en la primera mitad del siglo 19, el crecimiento protestante, principalmente bautista, hizo grandes avances. En 1813, el famoso misionero estadounidense, Adoniram Judson, llegó al país para servir por casi 40 años. Él tradujo la Biblia al birmano en 1834.

En 1966, el gobierno expulsó a todos los misioneros extranjeros, pero ahí la iglesia ya se había vuelto autosustentable. Como muchos cristianos pertenecen a las minorías étnicas, como Kachin, Chin, Shan y Karen, el cristianismo es visto con alguna sospechosa. Esto puede incluso aumentar después de la publicación de los últimos números sobre la filiación religiosa en 2014, que mostró un fuerte crecimiento del cristianismo.


Red actual de iglesias
Además de los católicos romanos, los anglicanos también están presentes, pero la iglesia bautista es particularmente fuerte entre los pueblos de Kachin: el 85% de la población total en el estado de Kachin son cristianos. Hay también una infinidad de otras denominaciones, algunas de las cuales son afiliadas, por ejemplo, con las Asambleas de Dios y metodistas.
 

Myanmar es predominantemente budista y los budistas desempeñaron un papel en la lucha contra el régimen militar en 2007. Antes de eso, los grupos budistas radicales no habían sido muy políticos, pero cuando surgió el movimiento "969" (más tarde llamado "Ma Ba Tha"), , eso rápidamente cambió. Este grupo tiene una agenda nacionalista e invita a otros religiosos a defender al país contra cualquier amenaza. En agosto de 2015, antes de las primeras elecciones libres y justas, el grupo Ma Ba Tha consiguió presentar las "Leyes para la protección de la raza y la religión". En primer lugar, se trata de ir contra la minoría musulmana, especialmente los rohingya del estado de Rakhine, que viven en las fronteras con Bangladesh.

La minoría de los musulmanes no tiene ciudadanía y la mayoría de ellos habita en campos de desplazados internos o abandonó el país debido a la persecución en curso. Un ataque mortal contra un puesto fronterizo en octubre de 2016, dejando nueve muertos y reivindicado por un grupo islamista radical, llevó a las autoridades a hacerse más activas contra los musulmanes. La retórica y las acciones de Ma Ba Tha también se volvieron más radicales, llevando a las autoridades a prohibir las acciones del grupo en mayo de 2017. Esto, a su vez, los llevó a anunciar que continuarían su trabajo bajo un nombre diferente.

El budismo radical ha dirigido a los musulmanes más que los cristianos, pero los informes dicen que los monjes budistas continúan convirtiendo a los hijos de minorías cristianas en el budismo atrayendo a los templos. Una persecución más fuerte viene del ejército, sin embargo, donde incluso se reportan asesinatos de cristianos perseguidos.

Se queda por saber si la persecución por monjes y grupos budistas radicales se intensificará debido al censo del gobierno de 2014, que revela un aumento sorprendente en el número de cristianos; de 4,6% en 1973, subió al 6,2%, incluso cuando un gran número de cristianos de las regiones devastadas por la guerra en el estado cristiano de Kachin, no entró en esa cuenta.

Los cristianos en Myanmar consideran ese número muy bajo, ya que la cuenta no se realizó en Kachin. La mayoría de los cristianos pertenecen a las minorías étnicas y no a la mayoría birmana. De acuerdo con el censo, los budistas representan el 87,9%, los musulmanes 4,3% (sin embargo, cerca de un millón de musulmanes rohingya no fueron contados).

La "Asociación Patriótica de Myanmar" es el nuevo nombre del grupo extremista Ma Ba Tha, y fue fundada en enero de 2014 con el objetivo de defender el Budismo Theravada contra supuestas amenazas. En primer lugar, eso significaba ir contra la minoría musulmana, especialmente los rohingya, pero los cristianos también fueron presionados por monjes.

La adopción de las llamadas "Leyes sobre la protección de la raza y la religión" de agosto de 2015 fue celebrada por grupos nacionalistas budistas como Ma Ba Tha en todo el país. Considerando que estas leyes se dirigen principalmente a la minoría musulmana en el estado de Rakhine, los cristianos también son afectados por estas leyes: las conversiones deben seguir un proceso administrativo, incluyendo la notificación de diferentes autoridades. Cualquier matrimonio mixto exige, en la práctica, una conversión al budismo, protegiendo así a las mujeres budistas de hombres musulmanes.
 

• Ora por los cristianos del país, que son considerados ciudadanos de menor importancia. Pide por aliento y perseverancia en la fe.

• Clama por los gobernantes del país, para que Dios retire la venda de sus ojos y ellos puedan gobernar de forma justa.

• Intercede por la mayoría budista y por los extremistas del país. Que Dios use su iglesia allí para compartir el evangelio.