Reino Hachemita de Jordania

Reino Hachemita de Jordania

  • Capital: Ammán
  • Región: Oriente Medio
  • Líder: Rei Addullah II
  • Gobierno: Monarquía parlamentaria
  • Religión: Islamismo
  • Idioma: Árabe
  • Puntuación: 66
  • Fuente de Persecución: Opresión Islámica

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MIL

La sociedad jordana está cada vez más polarizada. Esta polarización está alentando a los liberales y a los cristianos a manifestarse contra los progresos islámicos radicales en el país, lo que tuvo serias consecuencias. El asesinato extrajudicial de un prominente autor ateo muestra cómo la libertad de expresión está siendo suprimida por islamistas radicales. Esto está llevando a una creciente presión sobre los cristianos y otros cuyos puntos de vista que no están en consonancia con el islamismo radical. Esta es una situación que no debe mejorar a corto plazo.

Notas sobre la situación actual
Varias denominaciones reconocidas, como católicos romanos, ortodoxos y anglicanos, tienen tribunales religiosos (oficinas administrativas que regulan cuestiones como status personal, religión, matrimonio, divorcio, custodia y herencia). Otras iglesias que se registran como sociedades y fundaron su propio sínodo (incluyendo un consejo conjunto) también tienen como objetivo establecer tribunales religiosos. Sin embargo, éstas se enfrentaron a la resistencia de las comunidades cristianas históricas y del gobierno.

Hay también cristianos que sirven en el gobierno jordano. En las elecciones a la Cámara de Jordania en septiembre de 2016 fueron elegidos nueve cristianos (la cuota mínima garantizada para la comunidad cristiana como minoría religiosa).
 

Después de la disolución del Imperio Otomano, la Liga de las Naciones exigió que Gran Bretaña gobernara gran parte de Oriente Medio. A principios de la década de 1920, Gran Bretaña separó una región semiautónoma de Palestina, con el nombre Transjordania. La región se independizó en 1946 y se estableció el Reino Hachemita. A partir de 1953, el rey Hussein gobernó el reino durante la mayor parte del siglo 20. En 1967, Jordania perdió a Cisjordania para Israel en la Guerra de los Seis Días. Después de la muerte de Hussein en 1999, su hijo mayor, el rey Abdallah II, lo sucedió. A pesar de los esfuerzos del rey para disminuir sus efectos, Jordania también fue afectada por la llamada Primavera Árabe, que comenzó en 2011.

Con la guerra en curso en Siria, Jordania se convirtió en un camino de tránsito hacia radicales yihadistas, haciendo que la amenaza del terrorismo también aumentaría en Jordania. Los defensores de los derechos humanos acusaron a los gobernantes de Jordania de usar la amenaza del terrorismo para restringir gradualmente los derechos de los ciudadanos y del parlamento. Esto llevó a la frustración y al bajo índice de votantes, especialmente entre los jóvenes.

Situación política y social actual
Hay dos grandes fuerzas políticas en juego en Jordania: el rey Abdullah II y la familia real de un lado, y las fuerzas armadas y la policía secreta, de otro. El rey tiene una influencia considerable ya que él nombra gobiernos, aprueba legislación y tiene el poder de disolver el parlamento.

Mientras la realeza parece empeñada en promover a Jordania como un país moderno y multi-religioso (subrayando la importancia de los cristianos jordanos en la sociedad jordana), la policía secreta parece estar más preocupada por la represión de las facciones musulmanas minoritarias y mantener a los cristianos en la línea.
En las elecciones a la Cámara de Jordania en septiembre de 2016, el Frente de Acción Islámica (IAF) participó tras casi una década de boicotear las elecciones y ganó 15 de los 130 escaños. La IAF es el ala política de la Hermandad Musulmana. Nueve cristianos - la cuota mínima garantizada para la comunidad cristiana como una minoría religiosa - también fueron elegidos para la Cámara Baja. Aunque el retorno de la IAF no va a causar un gran efecto a corto plazo, la oposición bien organizada del país no debe ser subestimada.

Sin recursos petroleros y pocos recursos naturales propios, Jordania depende de la ayuda exterior en un grado considerable. Los principales países donantes son los Estados del Golfo, como Arabia Saudita y, hasta cierto punto, Estados Unidos y Europa. Como resultado, Jordania es relativamente vulnerable a ser influenciada por estos países. El país fue invitado a convertirse en miembro del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC), una cooperación política, económica y militar entre todos los Estados del Golfo, excepto Yemen.

La sociedad jordana es multiétnica, un fenómeno que también se refleja en la monarquía. Las raíces del último rey Hussein están en Arabia Saudita, su segunda esposa y madre del actual rey Abdullah II es británica. El propio rey Abdullah está casado con una palestina. La mayoría de la población está compuesta de palestinos, los cuales huyeron de las guerras árabe-israelíes de 1948 y 1967. La mayoría de ellos recibió ciudadanía a principios de la década de 1950. Los jordanos palestinos no son tratados igualmente en comparación con la mayoría de los demás ciudadanos nacionales que son descendientes de los beduinos (árabes nómadas) y viven en el área desde hace siglos. La discriminación contra palestinos es especialmente sentida en el área de empleo en el ejército, en el gobierno y en el sector público (que sólo se limita a los descendientes de beduinos), quedando sólo el sector privado para los palestinos.

Además, los jordanos palestinos son discriminados en los sectores económico, de educación pública y salud, donde la prioridad es dada a los milenarios beduinos. En general, estos últimos son leales al rey. Debido a la ocurrencia de muchas nacionalidades diferentes en el reino, hay incertidumbre sobre lo que moldea la identidad nacional de un ciudadano jordano. Además, el elevado número de refugiados (principalmente de Siria) llevó a la presión económica, política y religiosa y es un potencial factor desestabilizador. Otros riesgos económicos enfrentados por el gobierno son altas tasas de pobreza, desempleo y subempleo, déficits presupuestarios y deuda pública.

Los cristianos desempeñan un papel importante en la administración de organizaciones no gubernamentales y escuelas humanitarias bien respetadas que sirven a todos los jordanos. La relativa prosperidad financiera de este 2% de la población total "genera un tercio de toda la actividad económica en el país", según el diario estadounidense The Times.

Los cristianos viven en Jordania desde los primeros días del cristianismo. El país era un centro de refugio para los cristianos que huyeron de la persecución en Jerusalén y Roma durante el primer siglo después de Cristo. El cristianismo se convirtió en la religión aceptada de la región en el siglo 4 e iglesias y capillas fueron construidas en todo el país. Esto cambió con la llegada del islam, cuando los ejércitos musulmanes invadieron el área en 636 dC.

De acuerdo con los expertos de la JMECA (institución británica), tras la conquista de Oriente Medio y del Norte de África en el siglo 7, el cristianismo disminuyó lentamente en esas regiones. En el siglo 10, los cristianos constituían alrededor del 10% de la población del Imperio Islámico. En ese contexto, a finales del siglo 11, vinieron las Cruzadas, que trajeron consigo a la Iglesia Católica Romana. Durante ese período, en el siglo 13 y después, varios grupos de cristianos orientales entraron en comunión con Roma.

A principios del siglo 18, el Patriarcado Ortodoxo de Antioquía se separó. Las iglesias occidentales de tradición reformada entraron en Oriente Medio en el siglo 19. Los misioneros presbiterianos estadounidenses trabajaron en Egipto, en el Líbano y en otras partes de la región. La Iglesia de Inglaterra y la Iglesia Luterana de Prusia establecieron conjuntamente un obispado en Jerusalén en 1841. Llegó a su fin a principios de la década de 1880 y separaron a los obispados anglicanos y luteranos a finales de la década. El propósito original era convertir a los judíos en el cristianismo.

En ese objetivo, falló en gran parte, pero atrajo a un pequeño número de cristianos existentes, principalmente ortodoxos o católicos griegos, en lo que hoy es Israel, los Territorios Ocupados y Jordania.
 

Las tensiones entre grupos islámicos moderados y radicales en la sociedad jordana están aumentando. Los yihadistas del exterior que se dirigen a Siria viajan por Jordania. Además, un gran número de combatientes islámicos de Jordania habría viajado a Siria e Irak para luchar junto a otros musulmanes radicales de todas partes del mundo. Muchos se están preguntando qué sucederá cuando regresen. Mientras tanto, el rey Abdullah II quiere reformar la sociedad y está imponiendo medidas benéficas para las minorías religiosas, incluidos los cristianos. Sin embargo, eso está dividiendo la sociedad y llevando a la agitación, especialmente entre los musulmanes conservadores.
En septiembre de 2016, se produjo el asesinato extrajudicial de un prominente autor (un ateo de una familia cristiana ortodoxa) que publicó un cartón sobre "el dios de Daesh" (es decir, del Estado Islámico). Este asesinato muestra cómo la libertad de expresión está siendo suprimida por el radicalismo. Esto está llevando a una creciente persecución a los cristianos.

Jordania acoge a un gran número de refugiados, principalmente de Irak y Siria, de los que varios miles son cristianos. Para un país de Oriente Medio, hay grupos relativamente grandes de agnósticos y ateos jordanos.

• Alaba a Dios porque el cristianismo es considerado importante para las autoridades del país. Ora por ellos, para que tengan sabiduría y agraden a Dios en la manera de gobernar.

• Pide al Señor para quebrantar los corazones de los conservadores y activistas islámicos para que tengan una nueva visión sobre el cristianismo presente en el país.

• Intercede por los cristianos jordanos perseguidos, en especial por aquellos que se enfrentan a prisiones y por sus familias, para que se mantengan firmes en la fe.