República de Indonesia

República de Indonesia

  • Capital: Yakarta
  • Región: Sudoeste Asiático
  • Líder: Joko Widodo
  • Gobierno: República presidencialista
  • Religión: Islamismo
  • Idioma: Indonesio y otros 300 dialectos más
  • Puntuación: 59
  • Fuente de Persecución: Opresión Islámica

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MILLONES

El informe para la WWL 2018 (1 de noviembre de 2016 – 31 de octubre de 2017) comenzó con un atentado con bomba a una iglesia en Samarinda, matando un niño y dejando varios heridos de gravedad. El agresor fue motivado por la ideología del Estado islámico (EI), ilustrando la preocupante tendencia de la radicalización. Más ataques con bombas se presentaron, pero no divisaban minorías religiosas. Así mismo, esto acrecienta una imagen de volatilidad e inseguridad, afectando particularmente a las minorías religiosas como los cristianos. El estallar de la violencia en mayo de este año por militantes islámicos en el país vecino de Filipinas, apoyada por combatientes indonesios, alerto a las autoridades de Indonesia. Malasia y Singapur. A mediano plazo, eso no será suficiente para preservar la forma más tolerante del islamismo de Indonesia.
Investigaciones recientes muestran que sentimientos intolerantes y hasta actitudes violentas contra las minorías religiosas están aumentando, particularmente cuando se trata de construir lugares de culto. Un estudio de 2016, dirigido por el Ministerio Religioso, confirmo que el conflicto religioso en Indonesia está aumentando, pese aún sea “moderado” en cuanto a la intensidad de la persecución.
Otra investigación realizada por el Instituto Indonesio de Ciencias (LIPI) y el Centro para la Vida Religiosa arrojan que Indonesia aun es tolerante, con el menor índice de 3.1 (bastante tolerante) a 4.2 (muy tolerante). Hay un cambio significativo en la demografía causada por la migración y la conversión al islam. Aunque el gobierno ha parado la política oficial de apoyar los ciudadanos para pasar de Java superpoblada hacia las provincias orientales, lo que en el caso de Sulawesi y Papua, mantienen en parte las minorías cristianas, el movimiento continúa. Además de eso, los misioneros musulmanes son activos entre las personas tribales en Papua y en otros lugares. Parte de la actual desunión en la iglesia es causada por el miedo. Las iglesias principales temen aceptar abiertamente los cristianos ex-musulmanes en sus congregaciones, pese a que las iglesias en las ciudades tienen mucha libertad para hacerlo, actividad que no sucede en las zonas rurales. 
Indonesia fue marcada nuevamente como un país de “Nivel 2” por la comisión de los Estados Unidos sobre Libertada Religiosa Internacional en su informe anual de 2017, lo que significa que es un país sobre vigilancia, pero no de “particular interés”.

En busca del nuevo mundo y especias exóticas, comerciantes portugueses llegaron a Indonesia en 1511, primero arribaron a Maluku en la parte oriental del país. Los portugueses trajeron consigo el catolicismo romano como las primeras simientes del cristianismo en Indonesia.

De acuerdo con un estudio de W. Frederick y R. Worden: “Indonesia –un estudio de país”: “el cristianismo tenía una larga historia en las islas, con jesuitas portugueses y dominicanos operando en Maluku, Sulawesi del sur y Timor en el siglo XVI. Cuando los holandeses derrotaran Portugal en 1605, los misioneros católicos fueron expulsados y la Iglesia Reformada Holandesa Calvinista fue prácticamente la única influencia cristiana en la región por 300 años. Considerando que la United East Indies Company (VOC) era principalmente una empresa secular y no religiosa, y porque el calvinismo era una variante del cristianismo riguroso, austera e integralmente intransigente que exigía una comprensión completa de lo que, para los indonesios, eran escrituras extranjeras, o cristianismo poco avanzado en Indonesia hasta el siglo XIX. Apenas algunas comunidades pequeñas sobrevivieran en Java, Maluku, Sulawesi del norte y Nusa Tenggara (principalmente Ruti y Timor). Después de la disolución de la COV en 1799 y la adopción de una visión más completa de su visión en el archipiélago, los holandeses permitieron proselitismo en el territorio. Esta libertad evangélica fue usada por los luteranos alemanes más tolerantes, que comenzaron a trabajar entre Batak y Sumatra en 1861.”

“El siglo XX fue testigo de la influencia de muchos nuevos grupos misioneros protestantes, bien como el crecimiento continuo del catolicismo y las grandes iglesias luteranas regionales y reformadas. Después de una tentativa de golpe de Estado en 1965, todas las personas no religiosas fueron etiquetadas como ateas, y por tanto, eran vulnerables a acusaciones de serán empáticas al comunismo. En aquella época, las iglesias cristianas de todas las variedades experimentaron un crecimiento explosivo de miembros, particularmente aquellas que se sentían inconformes con las aspiraciones políticas de los partidos islámicos.”  

“En la década de 1990, la mayoría de los cristianos en Indonesia eran protestantes de una afiliación u otra, con concentraciones particularmente grandes encontradas en Sumatra, Utara, Irian Jaya, Maluku, Kalimantan Tengah, Sulawesi Tengah y Sulawesi Utara. Las congregaciones católicas crecieron menos en la década de 1980, en parte debido a la fuerte dependencia de la iglesia en relación a los europeos. Esos europeos sofrieron restricciones crecientes sobre sus actividades misioneras impuestas por el Departamento de Asuntos Religiosos dominado por los musulmanes”. 

La iglesia está fragmentada en más de 300 denominaciones en Indonesia, creando rivalidad y desunión. Además de la Iglesia Católica Romana, las mayores denominaciones pertenecen a las tradiciones reformadas y luteranas, que fueron traídas para el país por misioneros holandeses y alemanes. A lo largo del tiempo, también fueron desenvueltas denominaciones menores como los bautistas, adventistas y el Ejército de Salvación, complementadas por una serie de iglesias independientes, especialmente pentecostales.
 

La influencia de organizaciones islámicas radicales es alta. Ni el gobierno federal ni el local se atreve a ignorar sus demandas, temiendo la agitación pública. Frecuentemente el objetivo son las minorías religiosas, como los Ahmadis – una minoría musulmana – y los cristianos. Pero Indonesia aun es diversificada: Aceh, en la punta occidental de Sumatra, es gobernada por la ley sharia y aún está imponiendo sus reglas; varias otras provincias introdujeron también los estatutos de la sharia, dejando a los cristianos, en particular, en una situación difícil; pero al mismo tiempo, también existen pruebas de mayorías cristianas e hindúes. No en tanto, las manifestaciones macizas contra el gobierno de Yakarta y Purnama, causaron temor en los cristianos y otras minorías religiosas en indonesia por cuanta de los grupos islámicos radicales que se tornaron más fuertes y obviamente ganaron cada vez más terreno público. 

Un factor desconocido que enfrenta Indonesia es la cuestión de cómo el retorno de los musulmanes endurecidos por la batalla de siria e Irak afectara los grupos islámicos radicales del país. Cuan peligrosos su retorno puede ser, y esto se ve claramente ilustrado en la captura de la ciudad de Marawi, en la vecina Filipinas, que fue apoyada por combatientes islámicos indonesios. 

Una investigación de la fundación Wahid, publicada en agosto de 2016, descubrió que 8.1% de la población adulta de indonesia (aproximadamente 12 millones de personas) mantienen creencias islámicas de línea dura, incluyendo la voluntad de cometer actos radicales de agresión. Los cristianos son claramente vulnerables a la discriminación social y has la violencia. Esta es la situación actual para los cristianos en muchas áreas, no apenas en Aceh, sino también en otros puntos de tensión.    

El gobierno indonesio tomo medidas para abarcar un grupo islámico radical llamado “Hizb-ut-tahrir Indonesia”, pero este es apenas uno de los menores grupos activos en indonesia. Una de las grandes incógnitas en el momento es como las mayores organizaciones musulmanas en el país, Nadhlatul Ulama (NU) Y Muhammadiyah, van a combatir la creciente radicalización en el país. Tradicionalmente, ellos eran vistos como moderados y tolerantes en relación a otros grupos religiosos, pero especialmente la organización juvenil de la NU ha levantado la voz pidiendo una compresión más conservadora del islam. 

El último censo del gobierno de 2010 coloca la población cristiana en un 10% con relación a la población total, aproximadamente un cuarto son católicos romanos. En cuanto al cristianismo se tornó una gran religión en el este de indonesia, por otro lado, el islam se tornó fuerte en las partes occidental y central. El mayor grupo islámico en indonesia, denominado “Islam Nusantara”, siempre fue moderado y tolerante con otras religiones. No en tanto, recibió un fuerte golpe con la bien sucedida campaña de blasfemia durante la elección del gobernador de Yakarta en el inicio de 2017. El gobernador “Ahok” fue el primer gobernador cristiano en Yakarta hace más de 5 décadas, entonces su prisión por blasfemia y emocionalmente cargada campaña electoral, basada en motivos religiosos fuertes, puede probar un cambio de juego para los cristianos en el país. 
 

•    Ora por unión y comunión entre los grupos cristianos. Que otras personas conozcan a Cristo por medio del amor de los cristianos.
•    Intercede por el liderazgo cristiano en el país. Que ellos tengan sabiduría y gracia para conducir a la iglesia de Jesús.
•    Ora por las autoridades indonesias, que ellas no establezcan criterios y leyes religiosas que puedan afectar la libertad de los cristianos.