República Democrática de Azerbaiyán

República Democrática de Azerbaiyán

  • Capital: Bakú
  • Región: Asia Central
  • Líder: Ilham Aliyev
  • Gobierno: República constitucional presidencial y Unitaria
  • Religión: Islamismo chiita (95%); cristianos (3,2%) y otros
  • Idioma: Azerí
  • Puntuación: 57
  • Fuente de Persecución: Paranoia Dictatorial

POBLACIÓN
MILLONES

CRISTIANOS
MIL

Cuando Azerbaiyán logró su independencia en 1991, fue una de las pocas ex repúblicas soviéticas que tuvo una economía razonablemente estable – con base en la producción y venta de su más gran recurso natural: el petróleo. Eso permitió que el régimen en Bakú siguiera su propia política sin intervención de Rusia. 
Azerbaiyán actualmente es gobernado por el presidente Ilham Aliyev, hijo del líder Heidar Aliyev. Heidar Aliyev ya estaba en el poder cuando estaba la Unión Soviética, así que hay mucha continuidad en el liderazgo de Azerbaiyán.

El régimen hace todo lo posible para pulir su imagen en el exterior. El presidente Aliyev afirmó, por ejemplo, en diciembre de 2014 que "todas las libertades, la libertad de prensa, la libertad de expresión, la libertad de reunión, la libertad de conciencia, están garantizadas en Azerbaiyán. Todas las libertades religiosas son totalmente garantizadas en Azerbaiyán. "(Fuente: Foro 18, encuesta a la libertad religiosa, julio de 2015)

Constantemente, el país invita a las delegaciones de organizaciones de derechos humanos e institutos políticos internacionales como la UE, la ONU y otros. Estas personas reciben un programa para visitar algunas ciudades y se encuentran con representantes bien seleccionados del pueblo de Azerbaiyán (incluyendo representantes de las iglesias registradas). Por supuesto, todos confirman que Azerbaiyán es la Tierra de la Tolerancia y que su situación es tranquila. Desgraciadamente, es imposible que los delegados se encuentren con miembros de la oposición (ya que están en la cárcel) o personas de iglesias que no tienen registro. El resultado es que de vez en cuando se publican informes muy favorables sobre Azerbaiyán.

En la Consulta de Asia Central de 2015 en Turquía, la delegación de Azerbaiyán dio una presentación muy positiva sobre el país, que sólo puede describirse como propaganda. Esto fue demostrado por los representantes de la comunidad cristiana azerí. ¿Para quién están trabajando?

El régimen también asumió la tarea de mantener su imagen intacta cuando se lanzaron los informes críticos sobre Azerbaiyán. En 2013, la embajada de Azerbaiyán en Alemania se acercó a nuestra oficina de desarrollo para preguntarle cómo era posible que su país estuviera en la Lista Mundial de la Persecución, una lista que indica el nivel de persecución cristiana en diversos países. Ellos repitieron estos movimientos después de la publicación de la Lista en 2016. Las negativas de la realidad son una táctica de rutina del gobierno y sus apologistas.

Para permanecer en el poder, el régimen en Azerbaiyán utiliza una amplia gama de tácticas. En primer lugar, el país tiene una legislación muy restrictiva. Mientras la constitución prevé la libertad religiosa, algunas leyes y políticas que exigen que las organizaciones religiosas se inscriban, restringen la libertad de religión, particularmente para los miembros de algunas minorías.

Desde 1992, el gobierno ha cambiado 14 veces la Ley sobre Libertad Religiosa. Uno de los efectos muy negativos de eso es que al menos seis veces desde 1991, todas las iglesias en Azerbaiyán se han visto obligadas a registrase en condiciones cada vez más severas. No debe sorprender que, en cada registro, cada vez menos congregaciones lograron pasar.

En segundo lugar, la seguridad y los servicios secretos tienen un amplio mandato y son numéricamente fuertes. Toda oposición, ya sea política, social, religiosa y/o a través de los medios, está bajo constante vigilancia. Los arrestos y las palizas ocurren sobre una base muy regular. Las iglesias que no tienen registro enfrentan la constante amenaza de incursiones, confiscaciones, prisiones y multas. Pastores y otros líderes de la iglesia son convocados de vez en cuando a la comisaría de policía o a la policía secreta para "debates", sólo para mantener la presión.

Las autoridades también lograron crear una atmósfera de desconfianza entre los cristianos. Se cree que todas las iglesias fueron infiltradas por espías que se reportan a las autoridades. Hay historias de que personas influyentes en la iglesia recibieron un gran regalo (por ejemplo, un coche) del estado. Esto es seguramente una señal de su cooperación con el régimen. Otras historias relatan que los líderes de la iglesia son arrestados, se mantienen en una celda por unos días sin ser interrogados y luego liberados. Entonces circula el rumor de que él entregó a los miembros de la iglesia. Como resultado, nadie sabe en quién confiar más.

En muchos aspectos, Azerbaiyán desarrolló un sistema muy sofisticado e inteligente para permanecer en el poder. Ha sido muy exitoso en eso. Actualmente, no hay grandes amenazas desafiando al régimen, más allá de su riqueza envidiable y ubicación geográfica estratégica.

SITUACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL RECIENTE

Los cristianos ex musulmanes experimentan mucha presión de los medios sociales como familia, amigos y comunidad local. Esta presión es mucho más fuerte en el campo que en las principales ciudades. Los parientes oprimen a un cristiano, tratando de hacerlo volver al islam. Muchas veces puede ser con abuso físico, pero a veces se hace también por la policía local. Muchos cristianos fueron despedidos de sus empleos cuando se hizo conocido que eran cristianos.

El conflicto con Armenia sobre el enclave de Nagorno-Karabaj aún no ha sido resuelto, pero un alto al fuego frágil está en vigor. El enclave es poblado principalmente por armenios Ambos países han mantenido conversaciones acerca de cómo resolver este conflicto que data desde la antigua Unión Soviética Durante 2011, los combates entre Azerbaiyán y Armenia sobre la región surgieron de nuevo. Alrededor de un millón de personas fueron desplazadas y más de 35 mil personas murieron. El conflicto tiene un impacto muy negativo en el cristianismo en Azerbaiyán: es visto como la religión del enemigo.

La corrupción está instalada en todos los niveles de la administración gubernamental. Los cristianos se ven obligados a ser partícipes y a estar de acuerdo con la corrupción diaria – como, por ejemplo, deben estar preparados para pagar cuotas o subsidios. Los grupos que no están registrados sufren más: ellos saben que sus actividades son ilegales y que ellos necesitan sobornar a los empleados del gobierno.

Gracias al antiguo sistema soviético de educación, prácticamente todo ciudadano de Azerbaiyán es alfabetizado (99,8%). Esto significa que las personas interesadas en el mensaje cristiano pueden recibir materiales en su propio idioma. La proximidad de la lengua azerí con el turco significa que muchos materiales en turco también pueden beneficiar a los cristianos en Azerbaiyán. Otro factor importante es la presencia de más de 12 millones de azerbaiyanos en el vecino Irán. Esto proporcionó una oportunidad de divulgación. Las restricciones impuestas por el gobierno (todos los materiales deben ser aprobados y sólo los grupos registrados pueden estar activos) significa que este tipo de ministerio debe ser hecho de forma no oficial.
 


El cristianismo llegó al Reino de Albania del Cáucaso en el siglo 1 d.C. Los orígenes y la formación de la iglesia albanesa están íntimamente asociados a la historia del cristianismo oriental (Nestorianismo). El cristianismo se convirtió oficialmente en la religión del estado a principios del siglo IV. Los ejércitos árabes invasores transformaron a Albania caucásica en un estado vasallo después de la resistencia cristiana, liderada por el rey Javanshir, al ser suprimida en 667. A partir de este momento, el islam entró en el país. A principios del siglo 11, el territorio fue ocupado por tribus de Turku Oghuz de Asia Central. La primera de estas dinastías turcas establecida fue el Seljuqs, que entró en el área ahora conocida como Azerbaiyán hasta 1067. Una clara división comenzó a desarrollarse con el islam, siendo la religión de los azeríes, y el cristianismo la religión de las minorías armenias.

En el siglo 16, el primer sha de los safávidos estableció el islamismo chiita como religión del estado. En 1806, lo que ahora es Azerbaiyán se hizo ocupado por el Imperio Ruso durante la Guerra Ruso-Persa (1804-1813). Con los rusos vino una nueva ola de cristianos, ya que el régimen trajo a los rusos étnicos, que pertenecían principalmente a la Iglesia Ortodoxa Rusa. En 1918, Azerbaiyán declaró la independencia, pero fueron conquistados por los soviéticos en 1920. Desde que Azerbaiyán se convirtió en un estado independiente de nuevo en 1991, muchos rusos abandonaron el país, lo que debilitó especialmente a la Iglesia Ortodoxa Rusa. Los protestantes rusos, sin embargo, desempeñaron un roll estratégico en las etapas iniciales de la nueva iglesia azerí.

Las comunidades de cristianos expatriados son muy pequeñas: los cristianos de Asia, las Américas y Europa están activos en Azerbaiyán. Ellos forman menos del 1% de los cristianos en el país. La mayoría son "hacedores de tiendas" y trabajadores del desarrollo. Las comunidades cristianas históricas todavía constituyen la mayor proporción de cristianos en Azerbaiyán: los cristianos apostólicos rusos y ortodoxos rusos son cerca del 2,4% de la población total. Otras denominaciones en este grupo son ortodoxos georgianos, católicos romanos y luteranos. En total, estas iglesias representan alrededor del 2,5% de la población azerí (más del 90% de los cristianos de Azerbaiyán).

Las comunidades de convertidos al cristianismo aumentaron desde la independencia de Azerbaiyán en 1991. En 1997, los números totalizaban 6.000 cristianos azerí de origen musulmán. En 2014, una de nuestras fuentes afirmó que actualmente hay unos 10.000 cristianos azericanos. La dependencia de la iglesia rusa desapareció y la comunidad cristiana azerí se convirtió en una iglesia indígena fuerte que a menudo se enfrenta a la oposición de las autoridades nacionales y locales y de la sociedad azerí. Los cristianos azeríes son considerados traidores, traicionando no sólo el islam, sino también su país.

Las comunidades cristianas no tradicionales (bautistas, pentecostales, etc.) continúan funcionando en Azerbaiyán, aunque cada vez menos iglesias logran obtener el registro oficial. Se estima que hay unos 30.000 creyentes de esta categoría en total, pero es difícil separar a ese grupo de cristianos de la categoría anterior, ya que la mayoría de los convertidos al cristianismo se unió a iglesias cristianas no tradicional. Varias veces pastores de esas iglesias fueron filmados y las imágenes transmitidas en la televisión con comentarios anticristianos, creando mucha presión sobre la iglesia y haciendo que la gente saliera. Bautistas, pentecostales y adventistas están luchando contra el declive a través de la inmigración.
 

Azerbaiyán utiliza una agencia gubernamental especial, el Comité Estatal de Trabajo con Asociaciones Religiosas (SCWRA por sus siglas en inglés), para supervisar (y restringir) la religión. Para funcionar como un grupo religioso es necesario registrarse en el SCWRA. Para ello, se necesitan 50 firmas de miembros. Además, el SCWRA debe aprobar todas las literaturas y materiales religiosos antes de ser producidos, importados o distribuidos.

¡Intimidación, infiltración y muchas restricciones (escritas o no) crean una atmósfera tan opresiva para los creyentes en Azerbaiyán que creen más fácil hacer divulgación en Irán o en Georgia que en su propio país!

El proceso de registro prácticamente está parado, dejando numerosas solicitudes sin respuesta. Algunas comunidades religiosas descubrieron que la reinscripción obligatoria significó en realidad un descenso. Por ejemplo, la Unión Bautista tuvo 10 congregaciones registradas en 1992. Después del registro obligatorio en 1994, eran seis. Después de la reinscripción obligatoria en 1999, eran dos. En 2009, antes de la última ronda de reinscripción obligatoria, la Unión logró registrar tres congregaciones en Bakú, Sumgait y Gyanja. Ahora no tiene congregaciones registradas, ya que las siete congregaciones que presentaron pedidos -que ellos repetidamente hicieron- fueron rechazadas. (Fuente: Foro 18, encuesta a la libertad religiosa, julio de 2015).

De acuerdo con el World Christian Database (Base Mundial Cristiana de Datos), de la minoría cristiana, la mayoría está formada por minorías étnicas - principalmente rusa y armenia. La emigración rusa a gran escala explica la tasa de crecimiento general negativa del cristianismo en Azerbaiyán. El cristianismo en Azerbaiyán es percibido con alguna hostilidad en el pasado: el imperialismo ruso, la enemistad armenia y el neocolonialismo occidental son considerados como un defecto para la nación.
 

  • •    Ora por la iglesia en Azerbaiyán y por los fieles que desean encontrarse para las reuniones y realización de trabajos evangelísticos.

    •    Intercede por los líderes de la iglesia, para que sean estratégicos y sabios durante ese momento difícil, en que son monitoreados por la policía.

    •    Constantemente pastores son presos y torturados, obligados a delatar a los miembros de su iglesia. Ora para que Dios los guarde y dé sabiduría para seguir pastoreando a su pueblo.