Testimonios

Seguir a Cristo en un país budista puede no ser tan pacifico como se suele imaginar

Generando Esperanza
Cuando miramos la clasificación de Sri Lanka, Myanmar, Bután, Laos y Vietnam en la Lista Mundial de la persecución, vemos países muy estables. Sin embargo, al comparar las puntuaciones a lo largo de los años, es posible percibir un lento, pero estable, crecimiento, indicando que la situación empeora lentamente. Los cristianos de minorías tribales son los más perseguidos, pues además de la persecución por pertenecer a una minoría, también enfrentan desafíos a causa de la fe. La intensidad de los ataques varía de acuerdo con la región. Una prueba de ello, fueron los ataques ocurridos en Sri Lanka el 21 de abril de 2019, Domingo de Resurrección. En total, siete ataques ocurrieron en iglesias y hoteles, dejando 359 muertos y al menos 500 personas heridas. Este fue considerado uno de los ataques a cristianos más mortales de la historia.

Además de grandes ataques, como el de Sri Lanka, los cristianos son perseguidos diariamente por su región. Yang es un pastor de Myanmar que está en el área hace 40 años, evangelizando, predicando y haciendo lo que cree firmemente que Dios le ha dicho que hiciera. Yang ama el ministerio, pero no actúa sin desafíos. Yang desagradó a muchos budistas y, por estar en un área muy religiosa, ya no puede vivir en la ciudad. Él compartió que, mientras ministraba en la región, monjes extremistas forzaron a líderes de la aldea a expulsarlo. "Mi casa fue golpeada con piedras dos veces en una semana. Yo fui llamado por un oficial de la policía municipal y del distrito y forzado a firmar un documento diciendo que había parado con las actividades cristianas. "He sido obligado a firmar papeles como ese más de cinco veces", contó.

El pastor Yang dijo que algunos residentes tuvieron compasión y lo acogieron, pero una vez que lo hicieron, la comunidad se volvió contra ellos. Eventualmente, sus simpatizantes desistieron, uno por uno. Entonces decidió plantar una iglesia en los alrededores de la ciudad. Actualmente, escondidas en algún lugar entre los valles centrales y cañones de Myanmar, están tres cabañas de bambú que conforman la iglesia del pastor Yang.

Aunque la persecución diaria es real para los cristianos ex-budistas, la esperanza no está perdida. Hace más de 30 años, Puertas Abiertas actúa en el bloque budista, fortaleciendo la Iglesia Perseguida y animándola a esperar en Cristo.

Así, Dios trabaja, ayudando a cristianos ex-budistas a soportar la persecución. Esta resistencia los lleva a tener un carácter aprobado, formando "generadores de esperanza", lo que genera un impacto a largo plazo. Una colaboradora de Puertas Abiertas en la región concluye: “Esto es lo que esperamos al ofrecer programas de discipulado a los cristianos en todos los países budistas. Queremos que estén firmes en la verdad. Esperamos que continúen creciendo y madurando, garantizando que la próxima generación mantenga el legado de la fe.”

CONOCE MÁS HISTORIAS

Los cristianos perseguidos pueden edificar a tu fe en Dios

CONOCE MÁS HISTORIAS

Fiel hasta la Muerte

CONOCE MÁS HISTORIAS

Una mano amiga

CONOCE MÁS HISTORIAS

Un Dios que obra en medio de la guerra

CONOCE MÁS HISTORIAS

Un amor más allá de nuestro entendimiento

CONOCE MÁS HISTORIAS

Edificaré mi iglesia

CONOCE MÁS HISTORIAS

LA SOBREVIVENCIA DE LA FE

CONOCE MÁS HISTORIAS

Dios de Unidad

CONOCE MÁS HISTORIAS

DIOS DE GRACIA

CONOCE MÁS HISTORIAS

Dios de Esperanza

CONOCE MÁS HISTORIAS

Dios de Gloria

CONOCE MÁS HISTORIAS

DIOS ES MI PASTOR

CONOCE MÁS HISTORIAS

Dios de Restauración

Dios de Milagros
Enero 2018

Dios de las generaciones
Febrero 2018

Dios está vivo
Marzo 2018

Dios del perdón
Abril 2018

Dios que Salva
Mayo 2018

Dios está conmigo
Junio 2018