En mayo, socios de Puertas Abiertas apoyaron con la plantación de una hacienda de champiñones y una iglesia doméstica en Laos. Ora para que ese trabajo crezca y dé frutos también para el Reino de Dios, a través del evangelismo.