En Asia Central, siete cristianos fueron arrestados y acusados por la práctica de actividades y encuentros ilegales. Esto sucedió cuando estaban juntos en una reunión de oración. Ora por su fe y su seguridad.