Puertas abiertas

Más de 60 años en servicio de los cristianos perseguidos

Historia

Hoy el trabajo de las Puertas Abiertas permite que millones de cristianos perseguidos sean apoyados y permanezcan firmes en su fe en lugares hostiles al Evangelio. Sin embargo, este ministerio comenzó un día, hace más de 60 años, con un simple acto de obediencia

La historia comenzó cuando un joven cristiano llamado Andrés, a sus 27 años, participó en un viaje a Polonia, y luego conoció la necesidad de la Iglesia en esa región.

Años antes, a los 21 años, el joven holandés se había voluntariado como soldado en Indonesia y, tras ser herido por una bala, comenzó a leer la Biblia y se entregó al Señor Jesús. De regreso a Holanda, dedicó su vida a la obra misionera. En 1953, comenzó sus estudios en un centro de entrenamiento de la Cruzada de Evangelización Mundial, en Glasgow, una sociedad misionera británica. Hasta que en 1955, en un viaje a Polonia, el joven misionero descubrió un remanente del cuerpo de Cristo detrás de la Cortina de Hierro con una necesidad urgente de Biblias.

Entonces el Hermano André -como sería conocido más tarde en todo el mundo- distribuyó una maleta llena de literatura cristiana marcando el humilde comienzo del ministerio que más tarde pasó a llamarse Puertas Abiertas.
No había planes ni pasaba por su cabeza liderar un día una organización mundial. "Dios me reveló una necesidad y yo hice lo que pude hacer. Otros se unieron a mí, el trabajo creció y las personas de otros países empezaron a sumarse", comparte.
La red clandestina de cristianos nativos ayuda en la distribución secreta de millones de Biblias cada año. Además, Puertas Abiertas también entrena a miles de pastores y líderes a través de seminarios y cursos y les ayuda con entrenamiento, distribución y apoyo socioeconómico en los países más peligrosos del mundo.

El Hermano André dijo: "Nuestra misión se llama 'Puertas Abiertas' porque creemos que no hay puertas cerradas para Dios. Cualquier puerta puede estar abierta, en cualquier momento y en cualquier lugar ... para proclamar a Cristo  (Apocalipsis 3.8).

En América Latina, el ministerio comenzó en Brasil en 1978, con la hermana Elmira Pasquini y otros cristianos, los cuales formalizaron la oficina de Puertas Abiertas en Brasil el 1 ° de mayo. El objetivo, desde entonces, sigue siendo el mismo: divulgar la realidad de la Iglesia Perseguida y alentar a las personas a orar, apoyar financieramente y comprometerse en el servicio a los cristianos perseguidos. En 2017, comenzamos nuestra expansión para los países de habla hispánica con nuestra primera base en Chile.